19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 14 de marzo de 2009

    Innova.- Itene diseña una herramienta para conocer el riesgo químico de los envases utilizados por las empresas

    VALENCIA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (Itene) está ejecutando el proyecto 'Reach Pack', cuyo objetivo es facilitar a las empresas del sector una herramienta de trabajo que les permita conocer el riesgo químico de sus envases y, de esta forma, "afrontar las obligaciones aplicables al sector del envase y embalaje", según informaron fuentes del centro en un comunicado.

    Este proyecto tendrá como resultado final un modelo informático de apoyo para las empresas en la evaluación de la seguridad química, permitiendo conocer al empresario las obligaciones inmediatas para el cumplimiento de Reach, así como la mejora en la protección de la seguridad de los trabajadores y el medio ambiente.

    Esta iniciativa, que empezó a finales del año 2008, contempla cuatro áreas de actuaciones de las que las dos primeras ya se han realizado y, actualmente, la tercera se encuentra en fase de desarrollo. Por un lado, ya se han identificado los productos químicos a los que afecta el Reach y se ha evaluado el riesgo asociado a los trabajadores por parte de estas sustancias.

    Así, para desarrollar esta fase se han realizado muestreos in situ en empresas cartoneras, en las que se han instalado dispositivos basados en nuevas tecnologías de membrana para la captación de contaminantes en el medio laboral.

    En estos momentos, el proyecto Reach Pack ya ha definido los escenarios de usos de las sustancias y han calculado los valores de exposición a las mismas por parte de los trabajadores. Para desarrollar este trabajo, Itene está utilizando herramientas de análisis de datos basadas en los métodos autorizados por la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos, adaptándose a las exigencias del sector del envase y embalaje.

    El proyecto está financiado por el Ministerio de Medio Ambiente y cofinanciado por el Instituto de la Mediana y Pequeña Industria Valenciana (Impiva) y los Fondos Feder de la Unión Europea. En él, colabora también la Universitat de València y el Instituto Tecnológico Leitat.