28 de septiembre de 2020
17 de octubre de 2009

El 70% de las personas pobres del mundo depende de la agricultura para subsistir

VALENCIA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El 70 por ciento de las personas empobrecidas del mundo depende de la agricultura para su subsistencia, según aseguró hoy el conseller de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco, quien indicó, además, que casi una sexta parte de la humanidad padece hambre.

El titular de Inmigración y Ciudadanía, que realizó estas declaraciones con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, subrayó que "generaciones presentes y futuras dependerán de nuestra implicación en el hecho de poder garantizar la seguridad alimentaria", según informó la Generalitat en un comunicado.

Blasco señaló que, actualmente, el planeta "se encuentra inmerso en una crisis alimentaria que afecta en mayor medida a los países y grupos de población más vulnerables". Al respecto, indicó que la Comunitat "está centrada en el objetivo mundial más importante del siglo XXI, la erradicación del hambre". Sobre este tema, concretó que las cifras "indican un incremento estimado de 105 millones de hambrientos en 2009, a los que hay que sumar ahora 1.020 millones de malnutridos en el mundo"·.

Así, el conseller manifestó que "la única solución que puede frenar el hambre sólo se puede encontrar en los países desarrollados". "Nosotros tenemos la obligación de invertir en los países pobres y ante la crisis alimentaria debemos invertir más en agricultura", resaltó.

Hasta la fecha, la Generalitat ha invertido cerca de 30 millones de euros para iniciativas vinculadas a la agricultura, la seguridad alimentaria o el reparto de alimentos en emergencias en 26 países. La financiación ha permitido que la ayuda alimentaria llegase a la población iraní tras el terremoto de Bam, a la dominicana tras el desbordamiento del río Soleil, a la nicaragüense tras el huracán Félix o a los refugiados de Palestina en la Franja de Gaza, además de haber suministrado alimentos en Ruanda o Kenia, por ejemplo.

Asimismo, una treintena de iniciativas se están desarrollando en estos momentos vinculadas directamente a la consecución del primer Objetivo de Desarrollo del Milenio. Entre ellas, destacan un proyecto en Perú, centrado en la capacitación, o en Nicaragua para el fortalecimiento de la seguridad alimentaria; la mejora de las tierras de cultivo en República Dominicana o en India introduciendo sistemas de riego; además del apoyo a pequeñas y pequeños agricultores peruanos, bolivianos, nicaragüenses, salvadoreños, ecuatorianos, dominicanos o guatemaltecos, según datos de la Generalitat.

Del mismo modo, desde la Conselleria de Inmigración y Ciudadanía, se colabora con proyectos encaminados al fortalecimiento de capacidades productivas y microempresariales; a la creación de cooperativas agrarias; a la producción agroganadera en comunidades indígenas; o la diversificación productiva.

Las ONG valencianas están brindando su apoyo con fondos públicos a familias vulnerables en Cisjordania; están permitiendo el acceso al mercado justo para familias campesinas; trabajando en la rehabilitación productiva tras el fenómeno de La Niña en Bolivia; o defendiendo procesos de agricultura orgánica sostenible en el Salvador, según el Consell.

La Generalitat ha apoyado una veintena de nuevas acciones más para garantizar la seguridad alimentaria de niños y mujeres; creación de redes de productores y de comercialización; recuperación de tierras cultivables; alternativas agropecuarias; mejoras de la alimentación básica; o creación de redes sociales entre las familias más vulnerables en Burkina Faso, entre otras.