18 de noviembre de 2019
29 de julio de 2009

El 71% de las pymes valencianas se ha visto afectada por un virus y el 12% de los infectados tuvo que parar el negocio

Un técnico de PandaLabs afirma que las redes sociales serán cada vez más aprovechadas por los cibercriminales

VALENCIA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 71 por ciento de las pymes de la Comunitat ha sufrido algún tipo de infección, como virus, troyanos o spam, entre otros, a causa del 'malware' (programa malicioso), pese a que el 92 por ciento de ellas contaba con algún tipo de protección instalada, según un estudio de PandaLabs, empresa dedicada a la detección y eliminación de virus informáticos. De esos negocios valencianos que sufrieron una infección, el 12 por ciento tuvo que detener su negocio, el 33 por ciento sufrió una pérdida de productividad y el 47 por ciento perdió información importante, según informaron fuentes de la compañía en un comunicado.

El responsable técnico de detección en PandaLabs, Asier Martínez, afirmó hoy que las redes sociales serán cada vez más aprovechadas por los cibercriminales para propagarse y aseguró que existe "relación entre la crisis económica y el ciberdelito" a través de las falsas ofertas de trabajo que se encuentran en la red. A este respecto, auguró un futuro "peor" debido a los peligros que supone una sociedad "cada vez más conectada".

Asier Martínez se refirió a Europa Press en estos términos antes de impartir en la Campus Party de Valencia la conferencia 'La evolución del malware', en la que tratará los peligros más comunes en Internet, la evolución del malware (virus, gusanos, troyanos, spyware, phishing, spam, etc.), el rol de los nuevos hackers y el modus operandi de mafias y ciberdelincuentes durante los últimos años.

En este sentido, el representante de PandaLabs explicó en relación al malware que al principio los jóvenes delinquian en el ciberespacio "por reconocimiento", mientras que en los últimos años "lo que importa es el tema económico". Además, los ciberdelincuentes "cada vez están más activos, ya que "unos 250 millones de personas están conectadas a redes sociales", lo que ayuda a propagar el malware, agregó.

Uno de los métodos más utilizados para estafar a través de internet son los "falsos antivirus", que hacen creer al usuario que está infectado con varios malware. Después, le invitan a pagar la licencia de una versión de pago del falso antivirus para eliminar esas infecciones que, en realidad, no sufre el usuario, de forma que los ciberdelincuentes obtienen un beneficio económico de esta infección.

Los países más activos en ciberdelincuencia son Rusia, Ucrania, China y Brasil, ya que están regulados por una legislación más laxa, señaló Martínez, quien apuntó que Estados Unidos posiblemente sea el país que más ataques cibernéticos sufre.

FALTA FORMACIÓN

Aseveró que la ciberdelincuencia "cada vez va a peor", ya que "las redes sociales cada vez nos conectan más", pero también al hecho de que todo el mundo emplee las mismas contraseñas para diferentes servicios, a la falta de formación y a la carencia de "una legislación única para todos los países", por lo que instó al desarrollo de una legislación de este tipo para lograr un mayor control.

El experto en seguridad en Internet manifestó que los ciberdelincuentes intentan captar a los usuarios "utilizando sus sentimientos", por lo que "emplean spam del '4 de Julio' o de 'San Valentín' para engancharlos".

Además, indicó que usan falsas ofertas de trabajo en la red para conseguir los datos de los demandantes de empleo. Los ciberdelincuentes buscan captar a los nuevos desempleados con ofertas de trabajo muy suculentas que, en realidad, buscan captar muleros, es decir, gente que les ayude a blanquear el dinero procedente de sus ciberdelitos, explicó Asier Martínez.

Desde 1990, PandaLabs trabaja en la detección y eliminación de las nuevas amenazas de seguridad en Internet. Para conseguirlo, esta firma cuenta con un sistema automatizado que analiza y clasifica miles de muestras nuevas al día produciendo automáticamente veredictos (malware o goodware). Este sistema es la base de la Inteligencia Colectiva, un nuevo modelo de seguridad que permite detectar incluso aquellos ejemplares de malware que han dejado escapar otras soluciones de seguridad.