12 de diciembre de 2019
  • Miércoles, 11 de Diciembre
  • 11 de septiembre de 2019

    Un abogada valenciana gana un proceso a Chanel para que una empresa china pueda usar el nombre 'Coco' en cosmética

    Conocida como 'Ladytrademark', la letrada frente a Mini Coupé que una firma de Requena pueda utilizar el término Mini

    Un abogada valenciana gana un proceso a Chanel para que una empresa china pueda usar el nombre 'Coco' en cosmética
    Una abogada valenciana gana un proceso a Chanel y otro a Mini Coupé - CAROLINA SÁNCHEZ

    VALÈNCIA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La abogada valenciana Carolina Sánchez ha ganado un proceso a Chanel para que una empresa china a la que representa y dedicada a la cosmética pueda utilizar el nombre de 'Coco' en su marca, al considerar la Oficina de Marcas de Francia --el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial francesa-- que existen diferencias "evidentes" entre ambas.

    Así lo ha apuntado en un comunicado en el que la letrada, especialista en Propiedad Industrial y Derecho de la Moda y apodada como 'Ladytrademark' en su ámbito profesional, explica que recientemente ha ganado también otro proceso contra la firma de coches Mini Coupe a favor de una empresa de Requena, Universo Mini, que comercializa servicios de costura, bolsos, ropa de bebé y juguetes, al considerar que la marca valenciana puede convivir con la opuesta "sin perjuicio de su notoriedad".

    En el primero de los casos, el organismo francés determinó que, pese a la identidad de los productos en litigio, "no existe riesgo de confusión sobre el origen de las marcas" por lo que entendía que el texto Coco en la marca 'Coco&Kooba' para la cosmética, representada por la valenciana, "puede adoptarse como marca para designar productos idénticos sin restar derechos" a la francesa, que se oponía a su uso.

    Sánchez, que actualmente trabaja con más de 600 marcas europeas, logró a principios de verano el pronunciamiento favorable de la Oficina de Propiedad Intelectual francesa. Según ha explicado, su cliente solicitó en noviembre de 2018 "la marca Coco&Kooba para la cosmética, productos desmaquillantes, etc. y en marzo recibimos la oposición de Chanel contra el registro de la marca del cliente".

    La empresa icono de la moda francesa basaba su oposición en su registro anterior Coco de 1990 para jabones, perfumes, aceites esenciales y cosméticos. "Esta era marca denominativa y la marca del cliente era mixta, lo que significa que incluye un gráfico", ha detallado la letrada.

    Según Sánchez, Chanel alegaba la existencia de "riesgo de confusión y asociación por parte del público consumidor, mientras que nosotros considerábamos que las marcas eran fonéticamente y visualmente diferentes y, por lo tanto, la marca de mi cliente debía apreciarse en su conjunto y con todos los elementos que la componen Coco & Kooba".

    Estas diferencias entre las marcas han sido consideradas "evidentes", según subraya la abogada, que añade que el organismo francés también ha considerado que no existe "similitud o identidad alguna" y que el conocimiento anterior de la marca Coco en el mercado no es suficiente para generar un "riesgo de confusión" entre los signos en vista de la impresión general.

    En el caso de Mini Coupe, el fallo del organismo que lo ha dictado señala que pueden convivir "sin perjuicio de su notoriedad" al diferenciarse tanto su conjunto gráfico-denominativo como su ámbito aplicativo.