12 de diciembre de 2019
  • Miércoles, 11 de Diciembre
  • 13 de noviembre de 2019

    Acaip contabiliza 690 incidentes graves o muy graves en la cárcel de Picassent en seis meses

    Acaip contabiliza 690 incidentes graves o muy graves en la cárcel de Picassent en seis meses
    Exterior centro penitenciario Picassent - GOOGLE MAPS - ARCHIVO

    VALÈNCIA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El sindicato Acaip ha contabilizado 690 incidentes graves o muy graves en el establecimiento penitenciario de Picassent (Valencia) en seis meses (de enero a junio), de los que diez son agresiones o intentos de agresión a trabajadores. El centro alberga en la actualidad a 41 internos de primer grado --el régimen que se aplica a los reclusos más peligrosos-- cuando el máximo asignado es de 30.

    Acaip ha señalado en un comunicado que el de Valencia es uno de los centros penitenciarios más conflictivos del sistema español, y el módulo que alberga a la mayoría de reclusos de primer grado "tiene gran cantidad de deficiencias estructurales en materia de seguridad y supone un riesgo añadido para los trabajadores".

    A esta situación suma un "déficit endémico" en materia de personal por el "maltrato" de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias que "lo considera como un centro normal a la hora de dotación". En periodo vacacional un solo funcionario debe hacerse cargo de más de 140 internos "prácticamente todos los días, estando por debajo de los servicios mínimos que se imponen por la administración en caso de huelga", denuncia.

    De acuerdo con los datos de Acaip, entre las agresiones se incluyen puñetazos en la cara, patadas, mordiscos o arañazos. Como más significativo, incluye un hecho ocurrido el 28 de marzo en el que un interno con antecedentes de incidentes en el centro y que iba a ser trasladado a otro, lanzó desde el autobús una patada que alcanzó a un funcionario en la cara, que tuvo que estar varios días de baja médica.

    Asimismo, contabiliza 78 casos de amenazas graves, coacciones o insultos graves a trabajadores (en muchos supuestos se trata de amenazas de muerte); en ocho ocasiones, los internos se ha resistido "de forma activa y violenta" al cumplimiento de órdenes; se registra un intento de plante o desorden colectivo y se ha consumado una evasión, el pasado 2 de junio cuando un interno que hacía tareas de mantenimiento en el parking salió corriendo al exterior.

    Otros incidentes que relata Acaip son 179 intentos de resistencia pasiva por internos; 98 agresiones entre reclusos --una un interno golpeó con violencia a otro con una maleta en el cráneo-- y 44 casos de amenazas y coacciones graves entre internos. En este periodo de seis meses se han encontrado 187 objetos prohibidos en el centro; 28 casos de autolesiones y un suicidio consumado; nueve intoxicaciones graves por consumo de drogas y seis quebrantamientos de condena al no regresar los reclusos a la prisión tras permisos.

    Acaip insiste en que el centro no reúne condiciones de seguridad para albergar a estos internos y recalca que no se trata de una percepción sindical sino que el propio Defensor del Pueblo formuló una recomendación de cierre del departamento, rechazada por la Secretaría General de IIPP.

    Según Acaip, que incide en que el centro previsto en Siete Aguas sería "fundamental" para "descongestionar" Picassent, asegura que en los últimos cuatro años se ha perdido más de un 25 por ciento de la plantilla sin que se repongan las vacantes y calcula que faltan más de cien trabajadores sobre el número mínimo que debería haber de acuerdo con la Relación de Puestos de Trabajo.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en C. Valenciana