12 de julio de 2020
3 de junio de 2009

Alarte critica el "acto de aclamación y adhesión incondicional" a Camps, que no pasaba "desde que Franco murió"

Aboga por "hacer una gran revolución cívica" para "acabar" con el "modelo de paro, corrupción y desvergüenza" del president valenciano

PATERNA (VALENCIA), 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSPV, Jorge Alarte, criticó hoy el "acto de aclamación y de adhesión incondicional" al presidente de la Generalitat y del PPCV, Francisco Camps, celebrado ayer en Valencia, en alusión al mitin central del PP que tuvo lugar en la Plaza de Toros de la ciudad, y destacó que "hasta ayer, eso no pasaba en España desde que Franco murió".

Alarte se pronunció en estos términos durante su intervención en el un mitin con vistas a las elecciones europeas celebrado hoy por el PSPV en Paterna, y en el que también participaron el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, la secretaria del PSPV de la provincia de Valencia, Carmen Martínez, y el secretario general del PSPV en Paterna, Juan Antonio Sagredo.

Al respecto, criticó que el presidente del PP, Mariano Rajoy, decidiera que "Camps cerrara el acto como símbolo del apoyo incondicional a lo que representa", así como el hecho de que, en su opinión, haga suyo el "modelo de Camps" de "paro, corrupción y desvergüenza".

"El mayor ejemplo antidemocrático de los últimos 14 años es el gobierno de la Comunitat Valenciana", recalcó Alarte, quien insistió en que "en España a los líderes políticos no se les hacen actos de aclamación y de adhesión incondicional" y sostuvo que "hasta ayer, eso no pasaba en España desde que Franco murió".

El líder de los socialistas valencianos reivindicó que "las leyes son iguales para todos y los votos no sirven para hacer lo que uno quiera", sino que representan "compromiso, responsabilidad y deben servir para dar ejemplo, ser más honrado y cumplir con las leyes, no para darles ocho millones de euros de los valencianos a Francisco Correa, ni a Orange Market", sentenció.

"No sé si tuvieron un problema organizativo porque 'Alvarito, el de los bigotes' y 'Correa, el de la cárcel' eran los que les organizaban estos actos, pero al final hicieron el acto", comentó.

En este sentido, comentó que los líderes del PP "debieron tener algún problema grave y serio con los discursos, porque nos dijeron que no les atacáramos más --dijo-- y que yo sólo me dedicaba a no demostrarles respeto y consideración", con lo que, a su juicio, "lo que quieren es que no sigamos haciendo lo que vamos a hacer, da igual lo que pase y quien se ponga delante".

USO DEL 7J COMO "GRAN PLEBISCITO"

Denunció asimismo que los populares "van a intentar utilizar el 7 de junio --día de las elecciones europeas-- como un gran plebiscito, de forma que si la gente vuelve a votar al PP es que da igual lo que haga Camps, y dan igual los del PSOE, y todos sus esfuerzos por hacer un cambio, y por construir un nuevo proyecto".

Así, Jorge Alarte hizo hincapié en que la Comunitat Valenciana "no sólo tiene un problema de las ideas de quienes gobiernan, sino la imperiosa necesidad, por decencia, por dignidad y sobre todo por defensa de nuestra democracia, de hacer una gran revolución cívica para acabar con la vergüenza de que el presidente de la Generalitat se llame Francisco Camps".

Por último, garantizó la intención de los socialistas valencianos de acometer esa "gran revolución cívica" y de llevarla a cabo "a pesar de Canal 9 y de que la hayan convertido en instrumento de insidia, mentira y propaganda al servicio del aparato del PP, a pesar de sus campañas de ataque a nuestros dirigentes y hasta que consigamos la mayoría democrática y social necesaria para acabar con 14 años de gobierno de derechas y de vergüenza en la Comunitat", concluyó.