24 de noviembre de 2020
27 de febrero de 2006

Alicante.- De Barros anuncia una remodelación "por unanimidad" del Grupo Municipal Socialista

Bernal y Franco dicen "acatar" y "respetar" la propuesta del nuevo portavoz aunque no la comparten

ALICANTE, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Alicante, Manuel de Barros, anunció hoy que el grupo ha acordado "por unanimidad" la distribución de las competencias con "un principio fundamental de talante equitativo", de forma que a partir de ahora los 12 concejales actuarán "como si fuéramos uno sólo para decir lo mal que lo está haciendo el PP".

Manuel de Barros, quien compareció ante los medios de comunicación acompañado por el nuevo portavoz adjunto, Domingo Martín, expuso la modificaciones en las competencias de los ediles socialistas, que en primer lugar pasan por que él mismo, además de educación, asuma urbanismo "por razones obvias", mientras que Martín mantiene las competencias en Tráfico, Seguridad y Transportes.

Por su parte, Angel Franco asumirá "tres áreas importantes", como son partidas rurales, Medio Ambiente y Modernización de Estructuras Municipales; Blas Bernal trabajará en Juventud, recursos Humanos y Plaza de Toros; Luis Almarcha mantendrá Comercio y Sanidad, y asumirá Estadística, y María Dolores Rodríguez pasará a tener Cultura e Igualdad.

Del mismo modo, Pilar Pérez Cuenca se encargará de Servicios Sociales y Participación Ciudadana; Luis Briñas seguirá en Hacienda, Contratación y Patrimonio y será adjunto a Urbanismo; Teresa de Nova pasará a Servicios y Mantenimiento; Antonia Graells continúa en cementerio y compartirá Urbanismo con De Barros; Vicente Ronda no cambia y sigue con Deportes y Fiestas, y Jorge Espí tendrá Turismo y Playas, además de Fomento y Empleo.

Además, en el consejo de Mercalicante, Antonia Graells sustituirá a Luis Almarcha, en Aguas Municipalizadas, irán Luis Briñas y Vicente Ronda, y Jorge Espí a Emarasa, mientras que en la Comisión del Palacio representarán al grupo Manuel de Barros y Pilar Pérez Cuenca.

Tras dar a conocer el reparto de nuevas competencias, De Barros anunció que de ahora en adelante "las líneas de actuación del Grupo Municipal Socialista" se basarán en ser "intransigentes en temas urbanísticos", ya que, en su opinión, "PP y ladrillo son una simbiosis".

Por ello, adelantó que van a "exigir el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y menos ladrillo y más ciudadanía, más cultura, más educación, más atención a zonas verdes, menos cemento y más ciudad habitable", al tiempo que mantendrán un "diálogo con las instituciones y colectivos sociales" y que tendrán "los oídos abiertos a ver, escuchar qué es lo que piensan los colectivos y ciudadanos".

Así mismo, preguntado por la posición del grupo respecto al Palacio de Congresos, proyecto en el que hasta ahora socialistas y populares habían alcanzado un acuerdo, Manuel de Barros avanzó que tendrán que "valorarlo, no cabe duda", al tiempo que mostró su rechazo al Plan Rabassa y, preguntado por los medios sobre su posición inicial, alegó que "rectificar es de sabios".

El nuevo portavoz aseguró que van a "trabajar como un equipo, faltaría más", ya que "todos los compañeros han mostrado un interés especial por que todo se resolviera de una forma razonable". Por ello, quiso "felicitarnos a los doce por ser capaces de hacer este trabajo conjunto porque es bueno para el PSOE y muy malo para el PP".

Por ello, según añadió, "se ha hecho todo con total y absoluta claridad, con competencia por parte de todos y el tema está total y absolutamente cerrado" porque "hemos intentado que todo el mundo se sintiese, dentro de lo que cabe, muy cómodo y que esa comodidad se traslade en el trabajo del día a día".

"EMPIEZA MAL"

Por su parte, Blas Bernal indicó que cuando fue elegido portavoz estuvo "aproximadamente entre cinco y siete días hablando con todos y cada uno de los concejales que salieron elegidos para ver qué área es la que les gustaría llegar y qué posibilidades había", ya que por entonces "la situación no era como la de ahora, en la que todo el mundo tiene afortunadamente dedicación exclusiva".

Sin embargo, según dijo, "hemos cambiado de talante, esto ahora ya no se hace así y alguien ha venido ha hecho una propuesta que no compartimos", aunque avanzó que "no sólo la vamos a respetar", sino que dio su "palabra de honor" de que van a "trabajar como nunca se ha trabajado en esas áreas, aunque sea dicho de paso, tampoco nos va a ser extremadamente complicado".

A su juicio, "se empieza mal porque nosotros hemos dado pruebas de que por encima de cualquier postura personal está el respeto al partido y a los ciudadanos". Bernal subrayó que mientras ha sido portavoz "nunca se ha votado nada, siempre se ha hecho todo por unanimidad" porque quiso "desde el principio se así se hiciera".

Por ello, quiso resaltar que el actual portavoz "ha salido por unanimidad porque propuse que saliera por unanimidad porque tiene necesariamente que representar a los 12 concejales y no a un grupo de los concejales que puedan existir en el Ayuntamiento de Alicante".

También quiso referirse a los tres contenciosos iniciados por el grupo que él mismo presentó en su representación, referentes a las Harineras, El Plantío y el Benacantil, y apuntó que quien "ha de asumir la responsabilidad es el nuevo portavoz si así lo considera conveniente". Bernal consideró que es "necesario continuar con ellos porque son decisiones del PP que perjudican a los intereses de los ciudadanos", aunque opinó que "depende del nuevo portavoz, si está dispuesto a asumir la misma responsabilidad".

En este mismo sentido, Angel Franco indicó que su voluntad de "acatar" la decisión de De Barros y manifestó que "si alguien pensaba" que le "iba a ofender o a molestar" por otorgarle las competencias sobre Partidas Rurales, aseguró que está "orgulloso por defender los intereses de muchos miles de ciudadanos".