23 de agosto de 2019
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 11 de enero de 2009

    Alicante.- Las praderas de posidonia oceánica de la Serra Gelada mejoran gracias a la implantación de boyas ecológicas

    ALICANTE, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La situación de las praderas de posidonia oceánica del Parque Natural de la Serra Gelada ha experimentado una mejora, tras la implantación por parte de la Conselleria de Medio Ambiente, Urbanismo y Vivienda de un total de 20 boyas ecológicas para el amarre de embarcaciones en este parque.

    Así lo pone de manifiesto un estudio del Instituto de Ecología Litoral, que compara el estado de conservación de las praderas de posidonia entre 2003, antes de que se implantara el sistema de boyas, y 2008, en las zonas del parque donde se instalaron estos amarres ecológicos, según informó la Generalitat en un comunicado.

    De las muestras realizadas en siete puntos diferentes (tres en la zona Garbi de la isla de Benidorm, dos en la Cala de la Mina, ubicada en el término municipal de Alfàs del Pi y dos Illa Mitjana, también en Benidorm), el estudio concluye que la densidad, cobertura de pradera y superficie de mata muerta en la zona de fondeo de Illa Mitjana se mantiene sin cambios. En la zona de fondeo de la isla de Benidorm la cobertura de pradera aumentó en las tres estaciones, mientras que el porcentaje de mata muerta permanece igual.

    En cuanto a la Cala de la Mina, las dos estaciones de muestreo mostraron mejoría en la cobertura de pradera y un descenso en el porcentaje de mata muerta, si bien la densidad de haces disminuyó en una de las dos estaciones, apunta el estudio.

    De este modo, el informe concluye que los fondeos instalados por Medio Ambiente en la Cala de la Mina e Illa de Benidorm han contribuido a mejorar el estado de conservación de la pradera de posidonia en estas zonas, mientras que se mantiene sin cambios en la Illa Mitjana.

    El seguimiento ecológico de esta importante planta con hojas, flores y frutos, semejante a las que nos encontramos en bosques y jardines, que viven en los fondos del Parque Natural de la Serra Gelada, se realiza anualmente por el Institut d'Ecologia Litoral.

    AMARRES ECOLÓGICOS

    Según la Generalitat, uno de los problemas de conservación que tienen las praderas de posidonia es su deterioro como consecuencia del garreo de las anclas de las embarcaciones en las calas y áreas de fondeo del Parque Natural. En 2004, la Conselleria de Medio Ambiente instaló 20 boyas de amarre con un nuevo sistema de anclaje ecológico, que no utiliza bloques de hormigón y que se fija al fondo mediante sencillas estructuras en espiral que apenas alteran el lugar donde se aposentan.

    Este sistema de fondeo minimiza también el efecto de siega de la línea de cabos, entre el fondo y la superficie del mar, mediante un flotador intermedio que hace aumentar la flotabilidad del aparejo, impidiendo el roce de este con el fondo. De esta manera se facilita al turista náutico un cómodo amarre sin apenas impacto, que evita la necesidad de echar el ancla de quien lo utiliza y organiza el uso público náutico del Parque Natural.

    De las casi 5.000 hectáreas marinas del Parque Natural Serra Gelada y su entorno litoral, aproximadamente 1.200 hectáreas sumergidas están pobladas por posidonia oceanica. Desde el punto de vista ecológico, funcionalmente son los grandes bosques primarios del Mediterráneo.

    Al igual que las selvas tropicales, el hábitat de las praderas de Posidonia tiene "una riqueza excepcional en biodiversidad": más de 400 especies de plantas y 1000 de animales viven entre sus troncos y hojas. Además, según el Consell, son "los grandes pulmones del mediterráneo", ya que generan entre cuatro y 20 litros de oxígeno diarios por cada metro cuadrado, por lo que son una de las fuentes de oxigenación más importantes de este mar. Por ello, gran parte de la calidad de las aguas marinas del Parque Natural de la Serra Gelada se debe a la presencia de esta planta protegida.