16 de diciembre de 2019
  • Domingo, 15 de Diciembre
  • Sábado, 14 de Diciembre
  • 25 de mayo de 2010

    AMPL.- Cultura.- Rus nombra director del MuVIM a Javier Varela, alcalde 'popular' de Torrebaja y profesor de la UNED

    Varela se refiere al MuVIM como "cadáver exquisito" que necesita "definir su personalidad" con un carácter de "memoria histórica"

    VALENCIA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, ha nombrado como nuevo director del Museu Valencià de la Il.lustració i la Modernitat (MuVIM) a Javier Varela, alcalde 'popular' de la localidad valenciana de Torrebaja y profesor de la UNED, que hoy manifestó que este espacio es "uno de tanto cadáveres exquisitos" cuya personalidad "está un tanto desdibujada" y "no sabemos muy bien para qué sirve". Por ello, su primera tarea será "fijar" la "identidad" del museo y, en este sentido, abogó porque tenga un "papel creciente la memoria histórica" como "recurso para fomentar la unidad".

    Así lo anunció hoy Varela durante su primera rueda de prensa tras ser nombrado director del MuVIM, cargo que ocupará a partir del 1 de junio. Durante su presentación, estuvo acompañado por el diputado de Cultura, Salvador Enguix.

    Varela sustituye en el cargo a Romà de la Calle, quien dimitió al frente del museo el pasado 8 de marzo tras la decisión de la Diputación de Valencia de retirar fotografías de política, varias de ellas relativas al 'caso Gürtel', de la exposición 'Fragments d'un any', organizada por la Unió de Periodistes.

    Para el nuevo responsable del museo, este espacio, convertido en "uno de tantos cadáveres exquisitos que abarrotan ciudades europeas y americanas", debería tener un papel creciente en el cultivo la memoria histórica" pero no como esas "políticas de la memoria que, en algunos, casos, no son sino falsificaciones del pasado, de acuerdo con urgencias o intereses del presente", matizó.

    A su juicio, la memoria histórica ha de ser "un recurso para fomentar los sentimientos de unidad, nunca ocasión para la división cívica", por lo que aseguró que no participará "nunca" en "esas guerras de la memoria al uso".

    Asimismo, el MuVIM "debe fomentar la cultura valenciana" entendida como "valencianismo, universal, el que aporta nuevas glorias a España" y fomentar la memoria de los grandes hombres de Valencia" como Cabanilles, Mayans, Llorente, Blasco Ibáñez, Miró o Azorín, ejemplificó. "Todos, sean de derechas o de izquierdas, todos son de los nuestros", sentenció.

    De este modo, anunció una sala permanente en el museo reservada a la exposición de todas aquellas obras que realicen los artistas contemporáneos valencianos, "incentivando la creación y adquiriendo obras llegado el caso", subrayó.

    Además, apostó por "tender puentes a la cultura popular" del fútbol, la canción o la moda, pues, a su juicio, no existen "formas inferiores de cultura". A su vez, Varela avanzó que buscará "una relación especial con América Latina" y adelantó que podría crear una serie denominada 'Arte y memoria de los escritores de América'.

    Para Varela, el MuVIM debe contribuir al debate público --un tanto empobrecido, dijo,-- ilustrando las grandes opciones de la sociedad Valencia, llevándolo por vías de racionalidad y diálogo", y en este sentido, consideró "muy urgente" una exposición sobre los ensanches de Valencia en el siglo XX y XXI, que podría titularse 'Valencia al mar', rodeada de discusiones con especialistas y ciudadanos.

    El nuevo director del MuVIM señaló que "no se trata de hacer tabla rasa con el pasado" ni de desdeñar las aportaciones de los predecesores como Romà de la Calle, a quien definió como un "excelente profesional", y con quien dijo no haber hablado todavía desde su nombramiento.

    EL PATRONATO COMO FÓRMULA DE GESTIÓN

    No obstante, matizó que "es probable que tengan que modificarse, poco a poco, las fórmulas de gestión" e ir incluyendo a los grandes actores sociales, "llegando a la constitución en su caso de un patronato", una fórmula de gestión que a su entender, "se impone" por razones económicas y sociales.

    A su juicio, la Diputación de Valencia, "en un período de escasez, no puede y no debe asumir en exclusiva el esfuerzo financiero que suponen mantener esta institución", y en segundo lugar, los actores principales de la sociedad valenciana "deben ser mecenas de la cultura, por interés o por convicción".

    La "austeridad" será uno de los criterios de su gestión, así como "el mérito y la competencia profesional", y aseguró que apoyará a los funcionarios, "que últimamente son el último mono y no se les puede humillar", remarcó.

    Así, se marcó como objetivo convertir el MuVIM en un centro de "goce, creación e instrucción del público" y hacer de él una "máquina de agitación cultural" que resulte "útil" a los ciudadanos. Su idea de cultura, dijo, la entiende como "pillaje, variedad de herramientas para arreglar los desperfectos del mundo".

    'FRAGMENTS D'UN ANY'

    Preguntado por la decisión de la Diputación de Valencia de retirar fotografías de política, varias de ellas relativas al 'caso Gürtel', de la exposición 'Fragments d'un any', organizada por la Unió de Periodistes, situación que llevó a su predecesor, Romà de la Calle, a dimitir al frente del MuVIM, Varela consideró que esta muestra "podría tener cabida pero de otra manera".

    En este sentido, afirmó no ser partidario de "degradar" a los políticos, al tiempo que apuntó que "la libertad de expresión no se puede utilizar para faltar al respecto a nadie", y que sus "límites los debe dictar la prudencia". Y en su caso: "no creo que me pasara lo mismo" que a Romà de la Calle, auguró.

    Javier Varela Tortajada (Madrid, 1952), alcalde de Torrebaja (Rincón de Ademuz, Valencia) desde 2003, es doctor en Ciencias Políticas y Sociología, profesor de Historia del Pensamiento Político en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la UNED-Madrid, fue director de los centros de la UNED en Guinea Ecuatorial entre 1999 y 2003, y es autor de varios artículos y libros, entre los que figuran: 'Jovellanos', 'La muerte del rey. El ceremonial funerario en la monarquía española' y 'La novela de España. Los intelectuales y el problema español'.