4 de diciembre de 2020
29 de octubre de 2006

Aumenta "considerablemente" en cinco años el número de pacientes en Oftalmología por los ordenadores, según una experta

VALENCIA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una especialista en Oftalmología del Hospital Casa de Salud de Valencia y doctora en la misma especialidad en la Universidad de Barcelona, Ana Guinot, aseveró hoy que en cinco años ha aumentado "considerablemente" el número de pacientes que acude a las consultas de Oftalmología a causa de molestias en los ojos "provocadas por el uso, en ocasiones desmesurado, de los ordenadores".

Al respecto, explicó que los síntomas del llamado 'síndrome de ojo seco' --denominación que surgió a través de las molestias provocadas por el uso de los ordenadores-- son, entre otros, los ojos rojos y la pérdida de enfoque en la visión.

Asimismo, hizo referencia como otras causas a "la sequedad ocular, dolor, desconfort visual y problemas de visión". Estos síntomas surgen, según puntualizó la facultativa, "sobre todo en personas que trabajan diariamente con el ordenador y que, mientras lo utilizan, parpadean menos de lo normal y dejan el ojo fijo en una posición".

"Si a esto le unimos que muchas personas que trabajan con el ordenador están expuestos a la luz externa que le llega directamente a los ojos, se produce una película desigual del ojo que hace que ésta se resienta y no proteja como debería al ojo", matizó la especialista.

En este sentido, definió el perfil de las personas que sufren el llamado 'síndrome de ojo seco' como un hombre o mujer, de entre 26 y 45 años que trabaja en oficinas con el ordenador. No obstante, subrayó que este síndrome "se suele dar más en las mujeres a causa, entre otros puntos, de las hormonas", dijo.

Una vez el paciente acude a la consulta, explicó que "se le hace una revisión para descartar que padezca algún otro problema visual y, en este caso, se trata el síndrome con un lubricante ocular". "Si hay problemas añadidos, entonces tendríamos que recurrir a otra clase de medidas", apostilló.

La especialista del Hospital Casa de Salud, con el objetivo de prevenir la aparición de este síndrome, recomendó, entre otros aspectos, "mejorar la calidad de la pantalla; que los usuarios del ordenador no reciban la luz exterior directamente a los ojos; evitar los reflejos; descansar cada cierto tiempo y, por último, tener la pantalla del ordenador a 30 grados por debajo del eje de la mirada, así conseguiremos que el ojo esté mucho más protegido", matizó.