30 de noviembre de 2020
8 de abril de 2006

AVA-Asaja exije "apoyo decidido" de los jóvenes para "mejorar la situación crítica que vive el campo"

VALENCIA, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, exigió, durante la clausura de las VII Jornadas de Jóvenes celebradas ayer y hoy en Alboraia (Valencia), el "apoyo decidido" de los jóvenes para "asegurar el relevo generacional y mejorar la situación crítica que vive el campo", según informaron fuentes de esta organización.

Al respecto, Aguado señaló que, en momentos de crisis, "los jóvenes tienen que tener un protagonista y compromiso mayor y cerrar filas entorno a AVA porque son el futuro del campo", y les lanzó el "guante" de quién "está dispuesto a implicarse, de asumir responsabilidades a largo plazo para vertebrar el campo, en las cooperativas, pueblos, entidades de riego, por encima de personalismos en beneficio de todo el colectivo asociado que, como en países vecinos como Francia, Portugal o Italia, no debería entenderse fuera de las organizaciones agrarias".

"Allí no existen otras oficinas de intermediación que no sean las organizaciones agrarias, porque nadie concibe estar fuera de los sindicatos y al conseller, ministro o comisario de Agricultura, lo deberían poner los agricultores a través de las organizaciones agrarias, como vertebradoras e interlocutoras válidas del campo", puntualizó.

Asimismo, les trasladó la "necesidad" de seguir el ejemplo francés, tanto a nivel de sindicalismo agrario, con el FNSEA como única organización que vertebra al sector, "como a nivel legislativo", aseveró.

Además, apuntó que "lo que sucede en España es un error, porque existen muchas voces para hablar del mismo tema, que encima se contradicen, y el único beneficiado es el poder político", y añadió que en Francia "hay respeto por las organizaciones agrarias porque se lo han ganado, y si hace falta romper esquemas y salir a la calle y organizar disturbios con otras organizaciones agrarias en beneficio del sector productor para que todos lo tengan claro, no os preocupéis que lo haremos, con la implicación e iniciativa de los jóvenes".

El presidente de AVA exigió a la Administración nacional legislación de comercio justo, presupuesto y un seguro de costes, además de presión en Bruselas para que las futuras reformas hortofrutícolas y del vino no sigan discriminando a los agricultores valencianos.

Así, indicó que la Política Agraria Común (PAC) "debe dejar de tener agricultores de primera y de segunda, y no utilizarnos como moneda de cambio en los acuerdos internacionales en beneficio de la agricultura continental, como ocurre hoy en día, porque si seguimos así, estamos en peligro de extinción. No hay que hacer una reforma sino una revolución para cambiar las cosas".

Aguado reiteró que "hay una crisis del agricultor", y no de la agricultura, y manifestó que con unas "mínimas condiciones" de apoyo el agricultor valenciano "volvería a estar en el lugar de competitividad que le corresponde".

"ESTAN CIEGOS"

Asimismo, criticó a los funcionarios europeos "que realizan política de despacho sin beber en las fuentes, excusándose en la balanza global a la hora de firmar acuerdos", y señaló que "si no están ciegos para ver las potencionalidades, aunque subvencionadas, de la agricultura continental, también deberían ver las debilidades de la agricultura mediterránea y ser justos a la hora de legislar".

Por otro lado, Aguado pidió la colaboración expresa de los jóvenes en la campaña de información y sensibilización de la clase política y de la sociedad iniciada por AVA con Tyrius sobre los abusivos márgenes comerciales, entre el precio en origen y el de venta al consumidor, que el próximo miércoles se iniciará en la Plaza de la Reina de Valencia, para continuar en una decena de pueblos de la provincia.

Por su parte, los jóvenes de AVA-Asaja que asistieron a las Jornadas pidieron un Observatorio de Precios autonómico, que tenga un carácter ejecutivo para proteger al agricultor, cuando el precio baje de los costes de producción y, al consumidor, cuando el precio se dispare por encima de un "margen comercial de beneficio razonable".

Asimismo, solicitaron pedir públicamente que se sustituya la "arroba" --13 kilos-- como unidad de medida por la de "kilogramo" en los medios de comunicación, "pues confunde a los consumidores y distorsiona la realidad". Además, apostaron porque se tomen medidas "drásticas" de presión, como dejar de producir durante un año, para lograr mayor sensibilidad de la clase política, la sociedad y, sobre todo, los consumidores, ante la crisis de precios y la falta de rentabilidad que está ahogando al sector.

Apostaron por la formación, la calidad, la trazabilidad y por la defensa legislativa del productor a través de un contrato ágil y obligatorio, y criticaron "contundentemente la perversión que supone la comercialización a resultas, pidiendo a AVA para que exija a la Administración que tome medidas para evitar que se realicen este tipo de prácticas abusivas".