1 de marzo de 2021
26 de enero de 2021

Dos informes de Tragsa y bomberos no detectan fallos estructurales en los hospitales de campaña por el viento

Dos informes de Tragsa y bomberos no detectan fallos estructurales en los hospitales de campaña por el viento
Rueda de prensa de Concha Andrés y José María Ángel - GVA

La Generalitat liquidará los1,2 millones de euros que faltan por pagar cuando se certifique que la obra ejecutada corresponde a lo encargado

VALÈNCIA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los dos informes elaborados por Tragsa y Bomberos forestales tras la revisión de los hospitales de campaña de la Comunitat Valenciana este fin de semana por el temporal de viento no han detectado fallos estructurales en las instalaciones.

   Así, lo han destacado este martes la secretaria autonómica de Eficiencia y Tecnología Sanitaria, Concha Andrés, junto al secretario autonómico de Seguridad y Emergencias, José María Ángel, para informar de la situación de los hospitales de campaña de la Comunitat Valenciana.

   Al respecto, han recalcado que pese a las condiciones meterológicas "extremas" de este fin de semana no se han generado daños estructurales y han recalcado que "en ningún momento" ni los pacientes ni los profesionales corrieron peligro alguno.

   Por oro lado, Ángel ha informado de que falta por pagar a la contratista el 25% del coste total, cerca de 1,2 millones de euros, que se liquidará cuando los servicios técnicos certifiquen que la obra ejecutada corresponde en su totalidad de lo contratado y ha confiado en que pueda abonarse en lo que queda de mes o a principios d febrero.

INFORMES

   Según el informe de Tragsa facilitado por la Conselleria de Sanidad, en el caso del hospital de València, "el comportamiento de la estructura metálica fue correcto, a pesar del extraordinario episodio de viento, que en momentos puntuales superó los 150 kilómetros por hora".

   "No se observó en ningíun momento succión de la cubierta (efecto de levantamiento por inadecuada inclinación de la misma), o fallo mecánico de la estructura, a pesar de las elevadas tensiones estructurales por el efecto del viento", ha afirmado.

   En concreto, los técnicos de Tragsa acudieron a las instalaciones anexas a la Fe el viernes 22, el sábado 23 (dos veces) y el domingo 24. La revisión ocular de las instalaciones incluyó el estado del cierre en accesos, de los cierres laterales en las zonas de unión de los módulos, los anclajes de todo el perímetro, el vallado externo y el techado de lonas. Las revisiones duraron entre una hora y media y dos horas por visita.

   "En las visitas se consultó con el servicio de mantenimiento por las incidencias posibles, no reportando ninguna de interés", señala el documento facilitado por Sanidad, aunque el sábado "se indicó que la temperatura era elevada y se abrieron espacios para bajarla". Además, el domingo "únicamente se apreció la apertura de una lona".

   También hubo una visita de los técnicos de la Sociedad Valenciana de Gestión Integral de Servicios de Emergencias (SGISE) y los servicios de bomberos forestales, que fueron los encargados del montaje del hospital en su momento.

   El informe de la SGISE señala: "después de la inspección ocular de las instalaciones, realizada conjuntamente con el responsable jefe de las infraestructuras del hospital, se determina que los anclajes y tensores se encuentran en buen estado y no han sufrido ningún desperfecto tras el temporal de viento, no requiriendo acción".

   No obstante, sí se señala que "existe algún cierre mediante el sistema de velcro que presenta algun pequeño pliegue, por lo que se abre y se cierra para que quede visualmente liso".

ALICANTE Y CASTELLÓ

   También se revisaron las instalaciones de Alicante y Castelló. En el caso de la capital de la Plana, la SGISE no realizó ninguna acción al encontrarse las instalaciones en buen estado. Tragsa, por su parte, realizó las mismas revisiones que en València, y no encontró "nada reseñable".

   En el caso de Alicante, los técnicos de la SGISE consideraron que las instalaciones presentaban un buen estado, y solo se requirió tarea de mantenimiento, que consistió en el apretado de la parte metálica que sujeta las lonas en el interior y el tensado de tirantes de la parte exterior de las carpas.

   Tragsa señala en su informe que no se les requirió en Alicante. Además, explican que por la situación de este hospital, entre edificios, no tiene una situación expuesta al viento. En Castelló, por su parte, "el propio edificio del hospital hace de cortavientos al viento de poniente predominante en la zona" mientras que en València la situación "es más expuesta".

1,2 MILLONES

  Por otro lado, Ángel ha concretado que el coste de instalación de las infraestructuras ascendió a 4,8 millones a los que hay que sumar otros 2,2 de trabajos necesarios para su instalación como movimientos de tierras.

   Por su parte, los gastos de equipamiento ascendieron a 5.970.000 euros, aunque en esta partida también se incluyó la adquisición de material que en la primera ola faltaba para el resto de hospitales como respiradores para las unidades de críticos.

   Al respecto, Ángel ha concretado que falta por pagar a la contratista el 25% del coste total, cerca de 1,2 millones de euros, que se liquidará cuando los servicios técnicos certifiquen que la obra ejecutada corresponde en su totalidad de lo contratado y ha confiado en que pueda abonarse en lo que queda de mes o a principios de febrero.

"FALTA DE DECENCIA"

    Por su parte, Andrés ha replicado a las críticas de la líder del PPCV, Isabel Bonig, y le ha reprochado que "quiera bloquear cualquier acción" que del Botànic "incluso en una situación tan preocupante como esta pandemia tan terrible y olvide que lo que verdaderamente mata es el virus". "El enemigo no somos nosotros sino el virus", le ha reprochado.

   Al respecto, ha señalado que "no resulta decentes" algunas de las manifestaciones de Bonig y le ha remarcado: "Cuando una persona está en política debe tener la mínima catadura moral para entender la situación y ocasionar el menor perjuicio posible con sus palabras".

   Asimismo, ha defendido el modelo valenciano de hospitales de campaña frente al madrileño de recurrir a recintos feriales, y que Bonig quiere emular trasladando la atención a Feria Valencia porque, "nuestros hospitales de campaña siguen hoy habilitados y no han volado como los 59 millones que invirtió Ayuso en Ifema y que ya no existe en este tiempo tan corto".

   Así, ha destacado que desde que se levantaron se han ido ajustando los usos de los hospitales a la situación de la pandemia, como al principio de la primera ola como recursos habitacional para mantener la cuarentena, la toma de muestras de PCR, iniciar vacunación o apoyo al servicio de Emergencias para garantizar el doble circuito.

   No obstante, Andrés ha confirmado que los pacientes trasladados a la vieja Fe permanecerán allí hasta que reciban el alta, salvo que empeore su situación y deban volver a recibir más atención.

   Respecto a la recepción de los hospitales, algo que Bonig había criticado, Andrés ha afirmado que sí se ha recepcionado la obra y que el 20 de enero se firmó el acta de conformidad de las dos consellerias --Sanidad y Justicia--.