17 de febrero de 2019
  • Sábado, 16 de Febrero
  • 9 de agosto de 2018

    El Ayuntamiento de Gandia prevé más de 40 casas afectadas por el incendio de Llutxent, algunas en estado de ruina

    El Ayuntamiento de Gandia prevé más de 40 casas afectadas por el incendio de Llutxent, algunas en estado de ruina
    GVA

    VALÈNCIA, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Gandia (Valencia) prevé que haya más de 40 casas dañadas por las llamas en el incendio declarado desde el pasado lunes en el término de Llutxent, que ha llegado a otras cinco localidades, entre ellas, la capital de la Safor, que es el municipio más afectado no solo por los daños al paraje natural sino también por el número de casas afectadas. Algunas de las viviendas, se teme que estén en ruina.

    Así lo ha apuntado la alcaldesa de la localidad, Diana Morant, en declaraciones a los medios, tras la reunión de cooordinación mantenida este jueves por la mañana. A partir de ahora, según ha dicho, comienza el trabajo conjunto con los bomberos para tratar de agilizar la vuelta de los vecinos, garantizando en todo caso la seguridad.

    Según ha apuntado, hay 40 viviendas afectadas que pertenecen a las urbanizaciones Montepino, Montesol y Las Cumbres y ha hecho hincapié en que el resto de las casa de las demás zonas, como La Ermita, no están dañadas. El Ayuntamiento ha habilitado la Casa de la Marquesa para los afectados de esas tres urbanizaciones y ha precisado que se llevará a cabo un "tratamiento diferenciado de los desalojados, según el tratamiento que ha tenido el incendio".

    A partir de ahora, y una vez está el incendio estabilizado, podrán entrar en las viviendas afectadas, ya que como Ayuntamiento no han podido hacerlo aún, con el fin de evaluar el interior y comprobar si aún hay fuego y en qué situación se encuentran. "Algunas pensamos que estarán en estado de ruina, por lo que no se podrá entrar en ningún caso, para nada, ni para revisión, por peligro de desplome", ha señalado la alcaldesa.

    Por ello, ha destacado que trabajarán "estrechamente con bomberos porque entendemos la ansiedad de los ciudadanos, que quieren saber el estado de sus casas y volver cuanto antes a un estado de normalidad.
    No obstante, ha indicado que ahora, cuando ya se ha dado por estabilizado el fuego, tienen una "sensación de tranquilidad" porque hay zonas que se dan por seguras. "Nos alegramos de no tener que estar pendientes del fuego y de la falta de seguridad por el fuego", ha dicho.