16 de noviembre de 2019
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 21 de octubre de 2019

    Barbara Oakley apuesta por "cambiar el mundo" desde la educación y plantea emplear herramientas como clases online e IA

    Duda sobre la fiabilidad del PISA y cree que las niñas deben "ampliar sus pasiones" en el conocimiento para romper techos de cristal

    Barbara Oakley apuesta por "cambiar el mundo" desde la educación y plantea emplear herramientas como clases online e IA
    La experta en neuroeducación Barbara Oakley atiende a Europa Press en el centro universitario ESIC de ValènciaESIC

    VALÈNCIA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La experta en neuroeducación Barbara Oakley, directora del curso 'Aprender a aprender' de Coursera, el mayor curso online del mundo, considera que se puede "cambiar el mundo" desde la educación, y no con modificaciones "radicales", sino "con cambios pequeños que cada profesor puede aplicar en la clase con distintas iniciativas". Entre ellas, elogia las bondades de las clases online y del uso de la Inteligencia Artificial, que puede servir para adaptar el ritmo de las enseñanzas al nivel de cada alumno.

    Oakley se ha explicado de este modo en una entrevista a Europa Press en València, en el centro universitario ESIC, con quienes coopera en investigación en y creación de materiales educativos online. La relación se inició en 2018, cuando esta experta en neuroeducación asistió como conferenciante a IMAT 2018 y dio su charla basada en el MOOC Learning How to Learn.

    En su charla con Europa Press, esta ingeniera centrada en la compleja relación entre la neurociencia y el comportamiento social, defiende que "no hay un sistema educativo que vaya a satisfacer las necesidades de todo" pero sostiene que "un buen profesor puede adaptar sus clases y crear sus materiales de tal manera que llene las necesidades de todos". "Es lo que hacemos en 'Aprendiendo a aprender' y por eso es tan popular este curso", ha indicado.

    Oakley se centra especialmente en los estudiantes más jóvenes, quienes son "los que más necesitan una educación personalizada" y, al mismo tiempo, se trata de la etapa en la que "es más probable que tengan un mal profesor".

    En este sentido, ha desarrollado: "En un sistema educativo va del año uno al 12, lo único que hace falta es que en uno de esos años haya un mal profesor de matemáticas, se frustren y digan 'no puedo con las matemáticas'. En cambio, si tenemos a lo largo de esos 12 años muy buenos materiales educativos online que los estudiantes siempre puedan ver, visitar, revisar y practicar, soluciona muchos de esos posibles problemas".

    DESMOTIVACIÓN, "UNO DE LOS GRANDES RIESGOS"

    Esta doctora en Ingeniería de Sistemas admite que "uno de los grandes riesgos" de esta propuesta es que los estudiantes puedan caer en la desmotivación y echen en falta la figura presencial de un profesor. En esta línea, ha explicado que "gente como Mark Zuckerberg o Bill Gates, gente brillante, necesitaría solo los materiales online con los que pueden avanzar a la velocidad a la que se sienten cómodos" pero, "para la gente normal, que podríamos perder la motivación solo con los vídeos, el rol del profesor es muy importante, porque puede explicar cosas que pueden acompañar ese proceso de aprendizaje y guiar a los alumnos con actividades que vayan en línea con el material de los vídeos".

    Por otra parte, en general, Oakley no tiene una opinión fundamentalmente negativa de los sistemas educativos actuales: "De por sí no están tan mal ni es tan absolutamente necesario hacer cambios radicales. Están haciéndolo lo mejor que pueden. Sin embargo, se puede introducir pequeños cambios como sesiones de descanso, que sean pausas activas. Permiten que los estudiantes puedan crear unas conexiones neuronales a partir del material que están aprendiendo".

    También ve "muy importante" que "los profesores introduzcan sesiones para dar a los estudiantes la oportunidad de pensar y recordar el material que acaban de trabajar". "Lo pueden hacer cerrando los ojos, reflexionando sobre el material, tratando de recuperar de su mente lo que han visto, etc. Eso les permite fortalecer aun más esas sinapsis y crear esas conexiones neuronales, que es la manera en la que se traduce el aprendizaje biológicamente".

    "Se está intentando cambiar el mundo no con cambios radicales, con cambios pequeños que cada profesor puede aplicar en la clase con iniciativas" como estas, añade esta profesora de Ingeniería en la Universidad de Oakland.

    TECNOLOGÍA EN LA EDUCACIÓN

    Cuestionada por los factores positivos y negativos de la inclusión de la tecnología en las aulas, Oakley reconoce que "es muy costosa" y a veces lleva a que los centros educativos caigan en "gastos muy grandes" que acaban siendo "no muy prácticos o incluso inútiles".

    Sin embargo, defiende la utilidad de la educación en línea: "Se dice que nunca va a ser tan buena como la presencial. Se puede hacer una concentración dirigida, solo enfocada en el vídeo, y evitamos personas entrando y saliendo de la clase o a los compañeros hablando que hacen ruido y evitamos pérdidas de concentración".

    Asimismo, gracias a la Inteligencia Artificial es posible "personalizar más los ejercicios de práctica", ya que "no es nada divertido sentarse a hacer ejercicios de matemáticas, pero con la IA podemos hacer un tipo de planificación y los estudiantes que son muy rápidos pueden avanzar más rápido y los que no, se les puede dar más ejercicios hasta que dominen el área".

    También pone en valor el papel que pueden jugar los videojuegos: "Para las personas, una de las maneras de mejorar sus habilidades cognitivas a los 60, 70 u 80 años es llevar su nivel de cognición al nivel de cuando tenían veintitantos es los videojuegos de acción". Igualmente, considera esta herramienta útil para personas con déficit de atención e hiperactividad. "Se pueden concentrar mucho jugando a videojuegos. ¿Por qué no utilizar esa misma magia para provocar ese tipo de enfoque de concentración?".

    "LOS PAÍSES PUEDEN JUGAR CON PISA"

    Inquirida por las diferencias que se evidencian entre los niveles educativos de diferentes países en informes como el Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, conocido como PISA por sus siglas en inglés, Oakley ha hecho notar que las pruebas estandarizadas como esta "son importantes, pero los países pueden jugar de manera diferente con ellas". "Los políticos pueden influir en los resultados. No se puede probar nada, pero en las pruebas de PISA Finlandia siempre queda entre los primeros, pero en la prueba TIMMS (Trends in International Mathematics and Science Study) queda en el promedio de los países".

    Además, plantea como principales retos de los sistemas educativos actuales "dar una educación de calidad para estudiantes en desventaja". "La falta de recursos económicos y las personas cuyas formas de aprender no necesariamente encajan con el sistema tradicional" influye en sus posibilidades de acceder a una educación de calidad y, sin embargo, Oakley destaca que "está demostrado que puede reducir la corrupción y puede llevar a tomar mejores decisiones por ejemplo en términos médicos".

    "LAS NIÑAS TIENEN UNA HABILIDAD VERBAL SUPERIOR"

    También salen a relucir diferencias de género, en especial en las primeras etapas educativas: "Los niños y las niñas, cuando son pequeños, son diferentes. Tienen la misma habilidad matemática en la medida que crecen, pero las niñas tienen una habilidad verbal superior a los niños. Esa desigualdad en las habilidades verbales hace que se les diga a los niños que sigan sus pasiones, y las niñas tienden a seguir sus pasiones y a buscar carreras de tipo verbal".

    Frente a ello, Oakley cree que, para romper futuribles techos de cristal en estas generaciones, "hay que decirle a las niñas que amplíen sus pasiones, que busquen nuevos intereses para que no caigan en esa trampa".

    COLABORACIÓN CON ESIC

    Barbara Oakley y el ESIC están trabajando en la creación de un grupo de investigación sobre aprendizaje y neurociencia, para el cual se encuentran diseñando un modelo. El objetivo de este grupo y el modelo es hacer intervenciones en colegios con el MOOC 'Aprendiendo a Aprender' para Jóvenes, una formación a docentes en las metodologías propuestas por Oakley, y hacer una medición del impacto de estas en los estudiantes.

    Contador

    Lo más leído en C. Valenciana