23 de septiembre de 2020
6 de agosto de 2020

La búsqueda de Marta Calvo en el vertedero de Dos Aguas atraviesa sus últimas horas sin rastro de la joven

La familia lamenta que el presunto asesino haya mentido: "Es un miserable al que no le importa el daño que está haciendo"

La búsqueda de Marta Calvo en el vertedero de Dos Aguas atraviesa sus últimas horas sin rastro de la joven
Operativo de búsqueda de la joven Marta Calvo - GUARDIA CIVIL - ARCHIVO

VALÈNCIA, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

La búsqueda de Marta Calvo en el vertedero de Dos Aguas, donde su presunto asesino confesó que la arrojó tras descuartizarla, llega sus últimas horas --está previsto que concluya mañana o este fin de semana-- sin rastro de la joven de 25 años, desaparecida el 7 de noviembre en Manuel (Valencia).

Según han confirmado a Europa Press fuentes cercanas al caso, los trabajos de búsqueda entre la basura en el vertedero, que comenzaron hace ocho meses, están llegando a su fin con el análisis de miles de toneladas de basura y sin ningún hallazgo relevante por parte de la Guardia Civil.

Jorge Ignacio P., el presunto asesino de Marta Calvo, tras ser detenido confesó que la chica falleció de forma accidental en un episodio de relaciones sexuales y cocaína y posteriormente la descuartizó y distribuyó sus restos por contenedores.

La familia de Marta Calvo ha lamentado que el presunto asesino "no haya dejado de mentir desde el primer momento", también cuando indicó que había descuartizado el cuerpo y lo había arrojado a varios contenedores de basura. "No se ha encontrado el cuerpo de Marta en el vertedero porque la versión del sujeto criminal es falsa, es todo mentira, una historia que se ha inventado", han apuntado en declaraciones a Europa Press fuentes familiares.

Sin embargo, y "pese al gran dolor", siguen confiando en el trabajo de la Guardia Civil y en las líneas de investigación que permanecen abiertas para encontrar el cadáver. "Hay un compromiso por parte de los agentes de no parar de investigar hasta que se halle", han subrayado.

"El miserable ha jugado al despiste y ha tenido a mucha gente buscando en el vertedero para nada. Su versión se sostiene cada vez menos porque no se han encontrado suficientes restos de ADN en su casa y vehículo", han dicho. "Ha mentido y no tiene en consideración todo el daño que está generando a la madre de la joven", ha criticado el portavoz.

VARIAS MUERTES, UN JUZGADO

A Jorge Ignacio P., quien se encuentra en prisión, se le imputan varias muertes --además de la de Marta Calvo-- y recientemente un único juzgado de la ciudad de València asumió las investigaciones tras requerirlo la Fiscalía y la familia de la joven de 25 años.

Hasta entonces eran tres los juzgados que investigaban sucesos relacionados con Jorge Ignacio P. Uno de ellos, Alzira, por la muerte de Marta Calvo. Otro órgano judicial investigaba el homicidio de una mujer en una vivienda de València el 15 de junio. Se trata del caso de una mujer, colombiana de 26 años, que ejercía la prostitución y apareció muerta en un domicilio de la ciudad.

Y había un tercer juzgado, el 14 de València, que investigaba otro fallecimiento de otra mujer que podría tener relación con Jorge Ignacio. Cuando se conoció el caso de Marta Calvo, agentes del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional iniciaron una revisión de otros hechos, entre ellos, la muerte de una mujer que también ejercía la prostitución en una casa de citas de l'Eixample y que falleció en abril, días después de permanecer ingresada en coma inducido en un hospital de València.

La joven fue hallada por sus compañeras convulsionando el 25 de marzo tras haber mantenido relaciones con un cliente que salió precipitadamente de la vivienda. Las compañeras de la fallecida habían facilitado las características físicas del hombre que estuvo con la víctima y que había sido su único cliente. La autopsia reveló que la fallecida murió como consecuencia de un ataque epiléptico con consumo de sustancias estupefacientes.

La Policía acabó teniendo conocimiento, por una vía indirecta, de que esta persona podía ser Jorge Ignacio P.J. En esas fechas no llegó a ser ni interrogado ni investigado y, con posterioridad, al trascender la desaparición de Marta, se reabrió el caso.