23 de octubre de 2019
28 de julio de 2010

Una cafetería de Manises ofrece un menú dirigido a celiacos

Una cafetería de Manises ofrece un menú dirigido a celiacos
AYUNTAMIENTO MANISES

VALENCIA, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

Una cafetería de Manises (Valencia) ha querido apoyar la causa que desde hace años persigue la Asociación de Celiacos de la Comunitat Valenciana, Acecova, de hacer más fácil el día a día a los que padecen la enfermedad lanzando un menú para estas personas, han informado fuentes municipales en un comunicado.

El objetivo de la iniciativa es que los celiacos puedan salir con normalidad a cenar o comer con los amigos sin tener que privarse o tener que ceñirse a una carta de menú escasa. "Queremos que no noten la diferencia y que puedan disfrutar de unas tapas o un bocadillo igual que el resto de personas que comparten la mesa con ellos y a un precio asequible", explica la propietaria de la cafetería Sabores, Ana Sanchís.

El establecimiento, que organiza cenas los viernes y los sábados, ofrece un amplio menú que podrán degustar las personas celiacas. "Suelen estar cansados de comer siempre lo mismo cuando están fuera de casa y siempre con el miedo de cómo se ha cuidado la preparación de los platos".

Por ello, en este local se les ofrece una carta muy amplia, donde pueden saborear bocadillos con un pan especial o tapas tan tradicionales como croquetas elaboradas especialmente para ellos, montaditos, revueltos, sartenes con foie o sepia.

La cafetería, que está promocionando esta iniciativa a través de Internet y por medio de la Asociación de Celiacos de la Comunidad Valenciana, presenta unos precios promocionales con los que acercar aún más sus recetas a la gente.

"Como todo lo que está empezando, cuesta, pero está teniendo muy buena aceptación, la gente que viene sale muy contenta por la calidad y variedad de las recetas y por el precio. Normalmente los único que ofrecen este tipo de servicios son restaurantes, nosotros con nuestra iniciativa pretendemos ofrecer la oportunidad de salir a comer fuera de casa pero de una forma más económica y cercana", explica Ana Sanchís.