22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • 31 de enero de 2008

    Caja Mediterráneo y Asindown consiguen empleo a 19 jovenes discapacitados a través del programa CAM Integra

    ALICANTE, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Caja Mediterráneo y la Fundación Asindown han logrado empleo fijo a 19 jóvenes valencianos discapacitados a través del programa CAM Integra, según informó hoy la entidad en un comunicado. Algunas de las labores que realizan son encargarse de una panadería en una empresa de alimentación valenciana, montar un motor o realizar funciones de apoyo en un ayuntamiento, entre otras.

    El programa de Caja Mediterráneo CAM Integra apoya desde hace un año este proyecto de la Fundación Asindown con el objetivo de "no sólo mantener los puestos de trabajo logrados, sino conseguir una media de diez empleos anuales entre los 56 que están formándose en estos momentos así como consolidar los cincuenta puestos alcanzados en los últimos años".

    Según indicó CAM, "conseguir la inserción laboral es una pieza más del engranaje de una cadena que lo que busca es facilitar el desarrollo integral de las personas con síndrome de Down y favorecer su plena integración familiar, educativa, laboral y social".

    "Para la formación de nuestros usuarios desde la fundación y ahora, con la ayuda de CAM, hemos creado un proyecto de formación pre-laboral que cubrirá las necesidades educativas encaradas a la consecución de un empleo", explicó el director del Centro de Integración Sociolaboral de Asindown, Sergio Senabre.

    En este proyecto se trabaja según las necesidades específicas de cada alumno que, una vez ha logrado un puesto de trabajo, cuenta con un programa de Empleo con Apoyo por el que un técnico en Mediación Sociolaboral lo acompaña en sus primeros días en el puesto de trabajo con el fin de ayudarle a acoplarse y mostrar a sus nuevos compañeros de trabajo "qué pequeñas diferencias lo caracterizan". Asimismo, "simplifica y revisa las tareas del nuevo trabajador al mismo tiempo que le hace comprender al resto de compañeros que es un trabajador más con sus mismas obligaciones y sin diferencias de ningún tipo".

    El centro cuenta además con una Escuela de Familias, una de Adultos, una Joven, Grupos de Autoayuda así como un programa de Deporte y otro de Ocio. En el próximo año se iniciará un proyecto de Vivienda Independiente.

    En los últimos diez años se ha logrado que la mayoría de las personas con Síndrome de Down se encuentren integradas en colegios al igual que las personas con Necesidades Educativas Especiales. No obstante, la entidad precisó que esta integración "conlleva que, las personas con Síndrome de Down tengan una Adaptación Curricular Individualizada o lo que es lo mismo, que finalicen su periodo escolar habiendo superado las pruebas individuales cuyos objetivos son inferiores a los globales alcanzados en la ESO".

    Los jóvenes con Síndrome de Down acaban la ESO sin titulación, lo que provoca "en muchos casos el abandono de los estudios ante la falta de madurez y de formación para el acceso el mercado laboral". Muchos de ellos optan por incorporarse a un Centro Ocupacional o a un Centro Especial de Empleo, asisten a cursos o realizan un Programa de Garantía Social. "Son menos los que logran, como en este caso, formarse para alcanzar un puesto de trabajo que desarrolla cualquier ciudadano que no tenga Síndrome de Down", añadió.