31 de octubre de 2020
21 de septiembre de 2020

Cantó pide apartar las diferencias por unos presupuestos de reconstrucción y Puig dice que "acordar no es traicionar"

Cantó pide apartar las diferencias por unos presupuestos de reconstrucción y Puig dice que "acordar no es traicionar"
El portavoz del Grupo Ciudadanos en las Cortes Valencianas, Toni Cantó, momentos antes de su intervención en Les Corts valencianes en el Debate de Política General - ROBER SOLSONA - EUROPA PRESS

   El 'president' asegura que habrá consecuencias, incluso jurídicas, para las residencias que hayan actuado de forma irresponsable

   VALÈNCIA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El síndic de Cs, Toni Cantó, ha urgido este lunes al 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, a apartar sus diferencias con la oposición y "olvidar sus guerras internas" con Compromís y Podem para lograr unos presupuestos de reconstrucción. Puig le ha contestado que es partidario de llegar al máximo acuerdo tanto con Cs como con otros, porque "acordar no es traicionar", pero le ha pedido que apueste por la "sensatez" como cree que hace desde marzo.

   En su réplica en el Debate de Política General en Les Corts, Cantó se ha mostrado escéptico con los más de 21.000 millones prometidos por Puig para la estrategia de recuperación y el futuro de la Comunitat hasta 2027, porque primero dependen de los fondos de la UE y del reparto que haga el Gobierno y después de cómo se gestione ese dinero.

   "Una declaración vacía sería una traición a los valencianos", ha advertido, y ha prometido que Cs está dispuesto a pactar: "Nos tendrá enfrente, hemos colaborado más que algunos de su gobierno; sea valiente, cambie de socios y mire al centro". Le ha emplazado sobre todo a ponerse de acuerdo con la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, "en lo político y en lo personal", y ha afirmado que en Ciudadanos saben de hipoteca reputacional por "la corrupción de su partido", el PSOE, en Andalucía.

   Cantó, con parte de la intervención en valenciano, ha cargado contra el "mitin de las maravillas" del también líder del PSPV, acusándole de no tener la "nave" bien preparada para afrontar la pandemia, tanto en sanidad como en el resto de servicios sociales. Es más, ha asegurado que "cuesta no avergonzarse" al ver las medidas que proponían los tres partidos antes de marzo, como un cuerpo valenciano de socorristas, que "no hubiera ningún hogar que no viera la cadena golpista de TV3" o defender los derechos de la "madre Tierra".

   "Además de unos malos gestores, son unos cursis inaguantables", ha espetado, y ha alertado de que la Comunitat se enfrenta a otros "virus" como el populismo y el nacionalismo. Esto supone, a su juicio, que la "tormenta" del coronavirus pilló al Consell desprevenido, mientras "las listas de espera aumentaban, los colegios seguían en barracones, nos freían a impuestos y crecía el paro, pero los enchufados y la corrupción también".

   En este escenario, el portavoz 'naranja' ha reprochado a Puig que "dé por hechos" los 21.000 millones y plantee más de 400 proyectos en siete años sin esperar a que "venga el maná europeo", además de pedirle que salga a la calle y "se empape de la situación dramática de los valencianos". Le ha recordado que el Gobierno tiene que aprobar el reparto, "el mismo que le ha engañado con la financiación", y que después hay que "ejecutar ese dineral" cuando cree que es incapaz de poner de acuerdo a sus tres partidos, como con la ampliación del puerto de València.

   Ha denunciado especialmente la gestión de las residencias a cargo de la conselleria de Mónica Oltra, a la que ha exigido que asuma responsabilidades por la situación de las de Alcoi y Llíria. "Nuestros mayores en manos de Pablo Iglesias y Oltra, menuda pareja. Algunos la llaman 'Wally Oltra' porque no está y si aparece es para sacar la porra", ha criticado, para cuestionar el papel "digno de estudio" de Compromís durante la pandemia por decir primero que "alertar era de fachas" y no apoyar las prórrogas del estado de alarma. A la también vicepresidenta le ha acusado de la falta de inspectores y de "echar la culpa" a la consellera de Sanidad, Ana Barceló (PSPV).

   En esta línea, ha reprochado que se "demonice" la colaboración público-privada, la falta de compromisos con los sanitarios, la "caótica" vuelta al cole o "el desprecio a la concertada que ahora ha mejorado un poquito porque los necesita". "Si un enemigo de la lengua es el que la prohíbe o la impone, Vicent Marzà es enemigo por partida doble", ha sentenciado sobre el conseller de Educación, de Compromís. Y ha invitado a Puig a ir juntos un día al cine y al teatro para defender la cultura, una oferta que ha recogido el 'president'.

   Toni Cantó ha dirigido unas palabras a valencianos como "Vicenta primera, la conqueridora", una autónoma que vuelve a levantar la persiana cada día, o a los médicos que combaten el virus "sin protección". "Todos simbolizan una Comunitat valiente, luchadora, que se ha levantado una y otra vez con reyes buenos y tiranos, gobiernos buenos y corruptos y políticos buenos y malos como los de ahora", ha exclamado en valenciano tras lamentar que este 9 d'Octubre no salga la Senyera a la calle.

PUIG: "TODOS PODEMOS HABLAR"

   En sus réplicas, Puig ha agradecido a Cantó "el camino personal que ha seguido durante la pandemia, el no estar permanentemente en el alarido". "Todos podemos hablar", ha subrayado mostrándose partidario de llegar al máximo acuerdo posible sin hablar en etéreo, pero "con una visión muy clara de que un presupuesto es de ingresos y gastos y de que hay que ver de dónde se recorta". A su juicio, no hay que eliminar altos cargos porque "no soluciona ningún problema" y ahora hace falta más gente "trabajando duramente".

   "En momentos excepcionales hay que tener miradas excepcionales. Voy a trabajar para que haya un acuerdo fruto del consenso de todos, pase lo que pase en los presupuestos y más allá de los presupuestos", ha aseverado, y ha agradecido el apoyo de Ciudadanos en la UE porque "harán falta muchas manos" para la salida de la crisis.

   Eso sí, ante las críticas de Cs, ha insistido en que la situación de ahora es mejor que la de 2015, que los 400 proyectos que ha presentado son "solventes y rigurosos" y que la imagen de la Comunitat ha cambiado en Europa. También ha recordado a Cantó que la conciliación no afecta solo a las madres, que el Consell trabaja "duramente" para erradicar la violencia machista y que "los niños están en la escuela, donde deben estar, para mantener éticamente este derecho".

   Sobre las residencias, Puig ha sostenido que el Consell "no es un gobierno sectario que no quiera colaboración público-privada" y ha deslizado que ya se puede comparar con Ciudadanos en las comunidades donde gobierna en coalición con el PP, como Madrid.

   Aunque ha reconocido que tienen que ser "más exigentes" en las concesiones, ha garantizado que se han abierto las instrucciones "oportunas" ante los incumplimientos detectados: "El que haya actuado de manera irresponsable tendrá consecuencias administrativas, y si corresponde también jurídicas", ha recalcado.

   La financiación autonómica ha centrado parte de su respuesta, con una petición de que todos los partidos "fuercen" tanto en Les Corts como en el Congreso, con el objetivo de buscar un "reequilibrio" sin olvidar la situación fiscal de Euskadi y Navarra. Aunque "no será fácil, que se sepa que esa situación está ahí", ha defendido, para confiar en que el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) permita iniciar el camino hacia el nuevo modelo.

Para leer más