7 de marzo de 2021
8 de diciembre de 2014

El cardenal Cañizares cree la "gran desgracia del hombre" es que no da "importancia al mal"

El cardenal Cañizares cree la "gran desgracia del hombre" es que no da "importancia al mal"
A. SÁIZ/AVAN

VALENCIA, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, ha señalado este lunes en la misa en la Catedral de Valencia con motivo de la Inmaculada Concepción, que "no le damos importancia al mal y ésta es la gran desgracia del hombre ya que nos parece como lo más natural".

A este respecto, ha afirmado que "a algunos les parece que es aburrido hacer el bien, hacer lo que Dios no pide y quieren y buscan el mal o se enredan en el, engañados como Adán y Eva por el astuto maligno".

"En el día de la Inmaculada deberíamos aprender que acoger a Dios y obedecerle como hizo María es fuente de alegría de salvación, de luz y de libertad", ha agregado el purpurado, que ha añadido: "Dios nos llama a la esperanza y a la confianza y no hay mayor desamparo y mayor pobreza para una persona y para un pueblo que la pérdida de la fe, que provoca que la humanidad se desplome en un vacío sin sentido".

Además, ha manifestado que "la pérdida de fe conlleva que el hombre se quede sin la luz que ayuda a su razón a encontrar la verdad plena de su dignidad y de su futuro y por ello en este tipo de existencia es imposible que nos inunde la esperanza".

Así, ha animado a los presentes a "abrir de par en par las puertas de nuestras personas y casas a la madre de Dios ya que lo necesitan todos los hombres y de una manera muy especial los niños y los jóvenes como necesidad y obligación imperiosa".

De hecho, ha continuado, "son muchas las fuerzas que hoy, por ignorancia del don de Dios pretenden equivocadamente cambiar todo para que llegue una sociedad solo del hombre, abandonada a sus fuerzas". Ante esta situación, el Cardenal ha llamado expresar "con el testimonio de nuestras vidas que solo Dios es el futuro de cada hombre".

La celebración, en la que el purpurado ha impartido la bendición Papal con indulgencia plenaria, ha sido concelebrada por el Cabildo catedralicio y los rectores de los Seminarios Mayor y Menor de Valencia junto con sacerdotes de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir. Durante la celebración de la misa, en la que ha intervenido la coral catedralicia, han participado también seminaristas de la diócesis valentina que han ayudado en la liturgia.