24 de enero de 2020
8 de diciembre de 2019

El cardenal Cañizares lamenta que se pretenda "arrebatar" la fe a los niños "también en las escuelas"

El cardenal Cañizares lamenta que se pretenda "arrebatar" la fe a los niños "también en las escuelas"
El Cardenal Cañizares celebra el 49 aniversario de su ordenación sacerdotal - V. GUTIERREZ/AVAN - ARCHIVO

VALÈNCIA, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El cardenal arzobispo Antonio Cañizares ha proclamado a María Inmaculada, patrona de la Universidad Católica de València (UCV), durante la eucaristía celebrada en la Catedral de València con motivo de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, en el 16 aniversario de la creación de la universidad. En su intervención, ha lamentado que se pretenda "arrebatar" la fe a los niños y jóvenes "también en las escuelas".

En esta línea, se ha preguntado "por qué hacer tan difícil a los padres en la educación de sus hijos esa formación moral y religiosa tan básica de acuerdo con sus propias convicciones".

La Universidad Católica se erigió el día de la Inmaculada. Por este motivo, se celebra solemnemente esta Festividad en la Universidad, que este domingo ha culminado con la proclamación por el Cardenal Cañizares, Gran Canciller de la UCV, como Patrona de la Universidad Católica de València, según ha informado el Arzobispado de València en un comunicado.

El cardenal Cañizares ha explicado que "encomiendan al patronazgo de María a la Universidad Católica de València, a sus autoridades, profesores y alumnos, personal de Servicios, padres y colaboradores. Deben tener a la Inmaculada como guía y modelo, en todo".

El cardenal Cañizares ha ensalzado la figura de la Inmaculada, "toda santa, una mujer enteramente nueva a la que Dios preparó como su intacta morada de gloria. Llena de gracia, inundada y empapada por el Espíritu Santo, toda hermosa, a la que el Altísimo revistió con su poder. En ella la gracia divina ha logrado la victoria sobre el mal".

"Esta fiesta cada año sabe a nueva, nos invita a una meditación rebosante de gozo y esperanza", ha proclamado el cardenal Cañizares, quien ha apuntado que en esta fiesta se celebra el "designio salvador de Dios, que tiene en María el punto culminante de la llegada del Hijo de Dios hecho hombre". "Qué modelo tan singular y único tenemos en María, mujer fiel, nueva, configurada enteramente por la fe. Su intacta belleza espiritual es fuente y vida de confianza y esperanza", ha expuesto.

En ese sentido, el cardenal Cañizares ha hecho una "llamada a la esperanza": "La elección de Dios sobre el hombre es más fuerte que el pecado. Todo puede ser salvado, perdonado, purificado, todo puede llenarse de luz. No cabe en esta vida el desaliento o la desesperanza. Hay un futuro para el ser humano. Desde esa esperanza hemos de sabernos elegidos para ser santos e irreprensibles por el amor".

"Con María como modelo, estaremos llenos de alegría. No podemos callar la Buena Noticia que nos trajo María, en esta sociedad que la cubre con sucedáneos que amargan al hombre y lo destruyen. María es la primera cristiana que lleva dentro de sí a Cristo, es el ejemplo de hacer de la propia vida una ofrenda al Señor. Es la personificación del verdadero discípulo de Jesús", ha remarcado.

"SE PRETENDE ARREBATAR LA FE A LOS NIÑOS Y JÓVENES"

Así, el cardenal Cañizares ha remarcado que "la mayor pobreza de una persona y de un pueblo es la pérdida de la Fe", sobre todo "si se intenta pasar de largo ante los efectos deshumanizadores de esa pérdida". "La vida interior de las personas y de las sociedades se convierte en un territorio inhóspito", ha expuesto.

El gran canciller de la UCV ha explicado que "hay muchas formas de desierto, el desierto de la pobreza, del hambre y de la sed, el desierto del abandono, del amor quebrantado". "Existe también el desierto de la oscuridad de Dios, el vacío de las almas que no tienen conciencia de la dignidad y el destino del ser humano. El hombre se queda así sin luz para que su razón encuentre la verdad plena", ha añadido.

Para leer más