14 de diciembre de 2019
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • 13 de noviembre de 2019

    Casa Caridad rehabilitará un edificio de viviendas para personas sin hogar como "pista de despegue" a una vida autónoma

    Priorizará la entrada de mujeres, en la actualidad el 40% de los usuarios de los albergues, 10 puntos más que hace una década

    Casa Caridad rehabilitará un edificio de viviendas para personas sin hogar como "pista de despegue" a una vida autónoma
    Presentación del proyecto Fénix Sanchis Bergón de Casa Caridad - CASA CARIDAD

    VALÈNCIA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La Asociación Valenciana de Caridad ha presentado este miércoles su nuevo proyecto 'Fénix Sanchis Bergón', un edificio muy cercano a las instalaciones de Casa Caridad del paseo de la Petxina de València, que se destinará a viviendas supervisadas para personas sin hogar con el objetivo de servirles como "pista de despegue" hacia una vida independiente y autónoma.

    El edificio, que está siendo ya rehabilitado, contará con ocho viviendas de diferentes características, de 55 a 75 m2, y capacidad para 38 personas. Las obras concluirán en el segundo trimestre de 2020. La adquisición de la finca ha costado a la ONG cerca de 790.000 euros y en su rehabilitación --que corre a cargo de la empresa Elit del Grupo Pavasal-- invertirá unos 800.000 euros.

    El proyecto priorizará la entrada de mujeres y familias, a quienes ofrecerá una residencia temporal y supervisada, donde trabajar aspectos relacionales y recuperar habilidades para reintegrarse en la sociedad. Serán personas con las que Casa Caridad ya haya trabajado previamente como usuarias de alguno de los servicios que ofrece y a las que se busca dar un "último empujón para normalizar su vida".

    Así lo ha explicado el presidente de Casa Caridad, Luis Miralles, acompañado de la gerente Guadalupe Ferrer y la responsable de Trabajo Social del Multicentro de Benicalap, Cristina Sánchez, durante la presentación de esta iniciativa.

    Se trata de "un salto hacia adelante" tras un primer proyecto piloto Fénix en el barrio de Benicalap, donde en 2018 pusieron en marcha una vivienda para cuatro personas, del que en año y medio ya han salido 14 personas, cada uno con una solución, ya se con la renta básica, empleo, encuentro con familiares o vuelta a su país de origen, entre otras.

    UN MERCADO INMOBILIARIO "IMPOSIBLE" Y FALTA DE VIVIENDA SOCIAL

    El presidente de la Asociación ha señalado que "la dificultad de encontrar empleo estable, la escasez de vivienda social, la dificultad de acceso al mercado inmobiliario o la propia situación de las personas en riesgo de exclusión hacen necesario este tipo de viviendas supervisadas que reproduzca las condiciones de un hogar como el paso final para recuperar la autonomía, favorecer la normalización y no depender de servicios como el nuestro".

    Miralles ha alertado que la escasez de vivienda social hace "prácticamente imposible" adquirir una y que "los precios del alquiler han subido tanto que alquilar es casi imposible" también para las cerca de 700 personas sin hogar contabilizadas en la ciudad.

    "El problema de la vivienda es tremendo", ha remarcado la gerente de Casa Caridad, Guadalupe Ferrer. Ante esta situación, el proyecto Fénix Sanchis Bergón' pretende "cubrir los nichos a los que la Administración no llega" y servir de palanca para una "reinserción social completa".

    PRIORIDAD: MUJERES Y FAMILIAS

    El departamento de Trabajo Social de Casa Caridad seleccionará a las personas que, temporalmente, se alojarán en estas viviendas, y que previamente habrán pasado por alguno de los recursos de la Asociación. Prioritariamente serán mujeres y familias con hijos que, por razones coyunturales de índole social, económica o psicosocial carecen de domicilio de manera temporal.

    "Las mujeres tienen más riesgo de vulnerabilidad mental y física, los recursos sociales existentes no responden bien a sus necesidades y existen menos alojamientos específicos para ellas", ha apuntado la responsable de Trabajo Social, Cristina Sánchez.

    Según los datos de la ONG, el 41% de las personas alojadas en los albergues son mujeres, 10 puntos más que en 2008, y las usuarias del comedor representan 1 de cada 3 personas que cada día acuden a Casa Caridad, cuando en 2008 eran 1 de cada 10. Además, el último informe AROPE refleja que el 32,2% de las mujeres en la Comunitat Valenciana están en riesgo de pobreza.

    El plan de las personas que se alojen temporalmente en estas viviendas es adquirir destrezas para las actividades de la vida diaria en un domicilio independiente, trabajar habilidades personales y de convivencia con el grupo, supervisados por un trabajador social. Además, tendrán que administrarse económicamente y fomentar la relación con su entorno y comunidad.

    "El objetivo es que las personas permanezcan el tiempo necesario para recuperar su autonomía y puedan independizarse alquilando una vivienda o habitación", ha explicado Sánchez.

    CARACTERÍSTICAS DE LAS VIVIENDAS

    El edificio de Fénix Sanchis Bergón constará de 8 viviendas, dos por planta, con una capacidad para 38 personas. Las plantas 1, 2 y 3 tendrán dos viviendas cada una. El piso tipo 1 tendrá dispondrá de tres habitaciones, dos cuartos de baño y un salón-cocina. La vivienda tipo 2 tendrá dos habitaciones, un cuarto de baño y un salón-cocina. La planta superior tendrá con dos viviendas con dos habitaciones, un baño, y un salón-cocina cada una.

    El presidente de Casa Caridad ha agradecido "el apoyo de socios, donantes y entidades colaboradoras que con su compromiso contribuyen al día a día de la entidad y que hacen posible poner en marcha iniciativas como Fénix Sanchis Bergón". Miralles ha animado a colaborar y ha expresado su gratitud hacia empresas como Pamesa, de Juan Roig, que donará el pavimento y revestimiento para el edificio, o a CaixaBank por su donativo al proyecto.

    "ROMPER ESTEREOTIPOS"

    Desde la Asociación Valenciana de Caridad han incidido en la necesidad de "romper estereotipos" sobre las personas en situación de sin hogar y no "estigmatizar". "Si se dan las condiciones adecuadas todas las personas se pueden recuperar" y en contra de lo que se suele pensar, "la mayor parte son mujeres", ha apuntado Miralles.

    Asimismo, Ferrer ha resaltado que en Casa Caridad se sienten "superacogidos por el vecindario", son una institución "emblemática" en el barrio y su nuevo proyecto no ha despertado ningún rechazo, "somos los vecinos de siempre".

    En este punto, el presidente de la ONG ha querido dejar claro que cuando se disponían a abrir el Multicentro Social en Benicalap hubo "malentendidos" y se dijeron "mentiras", pero en cuanto se hizo una jornada de puertas abiertas "se rompió el tópico".

    "El rechazo viene del desconocimiento" ha agregado Sánchez, por lo que una vez vieron lo que era "se rompió ese miedo y ese rechazo inicial", ha concluido.

    Para leer más