7 de abril de 2020
28 de diciembre de 2008

Castellón.- Los colectores de la playa de Almassora evitan inundaciones en la primera línea de costa

CASTELLÓN, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El sistema de colectores puesto en marcha el pasado año en la playa de Almassora (Castellón) evitó que el oleaje del fuerte temporal registrado en la madrugada del sábado provocara inundaciones en las viviendas de primera y segunda línea de costa, según informaron fuentes municipales en un comunicado.

El alcalde de Almassora, Vicente Casanova, subrayó que se registraron "acumulaciones de aguas a lo largo de la costa, pero el sistema de drenaje funcionó correctamente y evitó que se produjeran incidentes de mayor gravedad".

El consistorio actuó desde primera hora de la mañana para controlar un episodio que no se registraba "desde hace muchos años", de acuerdo con el concejal de Playas, Vicente Bernat. El edil, junto a los miembros de la brigada de obras, se empleó durante la jornada del sábado para controlar el paso de vehículos por la costa, que quedó cerrado al tráfico desde primera hora hasta las 19.00 horas.

Desde el Camí La Mar hasta el Camí Ben-Afelí, el ayuntamiento habilitó maquinaria y movilizó a los miembros de la brigada para restablecer la normalidad por la zona tan pronto como fuera posible. Llegada la tarde, el paso volvía a quedar abierto a la circulación tras haber retirado la arena y gravas que el fuerte oleaje había arrastrado hacia el paso.

Según el consistorio, la Generalitat "fue la responsable de la financiación y ejecución de las obras de construcción de la red de colectores de drenaje de aguas pluviales que posee en la actualidad la playa de Almassora y que supuso un desembolso aproximado de tres millones de euros". Esta actuación posibilita la evacuación de aguas de lluvia en caso de fuertes temporales de modo que se evite la inundación de las viviendas e inmuebles situados en las primeras líneas de playa.

El sistema de evacuación consta de dos puntos de bombeo, uno central, con cinco bombas de extracción que drena las aguas al abrigo de un espigón, y otro situado al norte, con dos bombas y que también evacua los pluviales al mar. Cada uno de estos mecanismos tiene una capacidad de drenaje de 1.250 litros por segundo, lo que supone que el volumen máximo de extracción es de 10.000 litros por segundo. Asimismo, el diámetro de la red de colectores más próxima a la costa alcanza unas dimensiones de 1,80 metros, con lo que queda más que garantizado el acopio de los pluviales. A esta infraestructura, a la que la Generalitat valenciana "se ha comprometido a aplicar mejoras por un importe de 300.000 euros", se suma el retén de limpieza de acequias que ha puesto en marcha este año el departamento de Sostenibilidad.

El equipo de profesionales se encarga periódicamente de realizar un control y limpieza de los canales de riego tradicionales a fin de "evitar obstrucciones en los mismos que impidan el curso de las aguas en caso de fuertes lluvias". "Todas estas medidas han posibilitado un mayor control sobre los efectos que el temporal ha provocado en el poblado marítimo", manifetsó el primer edil.