29 de febrero de 2020
4 de enero de 2008

Castellón.- El Colegio de Enfermería dice que los enfermeros deben asumir su responsabilidad mediante la prescripción

CASTELLÓN, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Colegio Oficial de Enfermería de Castellón, Francisco Javier Pareja, aseguró hoy que los enfermeros "debemos asumir nuestra responsabilidad mediante la prescripción en las actuaciones médicas que nosotros realizamos".

Pareja realizó estas declaraciones en una rueda de prensa en la que valoró positivamente el proyecto del Ministerio de Sanidad que eleva a rango legal la actuación de los enfermeros en su trabajo, que realizan más de 210 intervenciones de enfermería. Según dijo, "no es la intención de la enfermería ni competir, ni arrebatar funciones de otras profesiones sanitarias, pues nuestro objetivo es asumir nuestras propias responsabilidades dentro del marco legal".

"Para asumir esta responsabilidad nos hemos formado previamente en la Universidad y posteriormente seguimos nuestra formación de postgrado en los Colegios de Enfermería o en otras instituciones autorizadas", dijo.

En su opinión, "las prescripciones de la enfermería deben ser fruto del equipo sanitario que atiende al paciente, ya que los médicos tienen unas competencias, y los enfermeros las nuestras", Al respecto, manifestó que "la prescripción por parte de enfermería forma parte del desarrollo del ejercicio autónomo de la enfermería como disciplina académica y como profesión central e imprescindible en el sistema sanitario español".

"La prescripción de enfermería es definida como cualquier cuidado directo que la enfermería realiza en beneficio del cliente", añadió Pareja, quien aclaró que "este cuidado directo incluye tratamientos iniciados por enfermería, tratamientos iniciados en función del diagnóstico médico y la realización de actividades diarias esenciales para el paciente".

Pareja sostuvo que "el término prescripción de enfermería debe ser entendido como la capacidad de los enfermeros en el marco de sus competencias y atribuciones, y no debe entenderse como la intención de solapar o asumir funciones que corresponde a otros profesionales de la salud como puedan ser médicos, odontólogos o farmacéuticos".

Según explicó, "la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias ha configurado a la enfermería como una profesión con autonomía, funciones y responsabilidad propia, por tanto, la prescripción de enfermería se tiene que concretar en el reconocimiento de la capacidad competencial, académica y profesional, conforme a la norma reguladora de los enfermeros para emitir juicios de valor, clínico y terapéutico, como indicaciones benéficas para el paciente mediante acciones concretas y en la toma de decisiones de lo que conviene en cada caso".

En este sentido, matizó que "los enfermeros tienen que asumir formalmente su responsabilidad profesional prescriptora mediante la extensión de las recetas, en principio, y como primer paso de un proceso secuencial evolutivo para aquellos productos que son propios y necesarios en la ejecución de los cuidados, por ejemplo los productos de cuidados y curas de úlceras por presión, apósitos y los dispositivos que ayudan a mejorar la calidad de vida de los pacientes por incontinencia urinaria u otras patologías".