29 de noviembre de 2020
23 de septiembre de 2006

Castellón es una de las provincias españolas con más espacios naturales protegidos

VALENCIA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Territorio y Vivienda, Esteban González Pons, aseguró hoy que Castellón "es una de las provincias españolas con más espacios naturales protegidos", según informaron fuentes de la Generalitat.

González Pons, que hizo estas declaraciones con motivo de la aprobación del nuevo Paraje Natural Municipal del Ermitorio de la Magdalena de Castellón de La Plana, recordó que con éste ya son 12 los espacios naturales castellonenses protegidos a través de esta figura jurídica.

De esta forma, afirmó que "a los 12 Parajes Naturales Municipales hay que sumar ocho Parques Naturales, entre los que se encuentran espacios emblemáticos para los ciudadanos y ciudadanas de Castellón, como el Penyagolosa, la Serra d'Irta, el Desert de Les Palmes o la Serra d'Espadà, y un Paisaje Protegido, la Desembocadura del Río Millars".

En este sentido, destacó que Castellón es la segunda provincia española, tras Alicante, con más Parques Naturales, que son La Tinença de Benifassà; el Macizo del Penyagolosa; la Serra d' Irta; el Prat de Cabanes-Torreblanca; el desert de Les Palmes, las Islas Columbretes; la Serra d' Espadà y la Serra Calderona, Parque Natural que comparte con la provincia de Valencia.

Según las mismas fuentes, los 21 espacios naturales protegidos de la provincia de Castellón suman un total 55.518,19 hectáreas de "gran" valor medioambiental, y que, a juicio del responsable de Territorio, " se trata de una gran extensión verde a salvo de cualquier agresión debido a la voluntad proteccionista del Consell".

El último espacio natural castellonense protegido por la Generalitat ha sido el Ermitorio de la Magdalena de Castellón de La Plana, que fue declarado ayer mismo Paraje Natural Municipal durante el último pleno del Consell.

Este Paraje abarca 14,05 hectáreas y reúne "numerosos" valores botánicos, ecológicos, geomorfológicos y paisajísticos que, según la Conselleria, justifican su protección. La vegetación del paraje está caracterizada por una cubierta arbórea formada por pinar con matorral mediterráneo, de tal forma que se trata de antiguos bancales de cultivo que rodean la ermita y el castillo. El pino carrasco es la especie "más abundante" en la zona arbolada, mientras que entre el matorral proliferan especies como la coscoja, el palmito, el lentisco y el romero.

Respecto a la fauna destacan el sapo y la rana comunes, el lagarto ocelado y la culebra bastarda, todas ellas especies protegidas. Entre las aves habitan el paraje la alondra común, el arrendajo y el triguero, también protegidas.

No obstante, el valor patrimonial del Ermitorio de la Magdalena es tan "importante" como el medioambiental, y ya alberga el yacimiento de La Magdalena, adscrito a la Edad del bronce. Asimismo, los restos del castillo son de origen islámico, de los siglos X o XI.