19 de febrero de 2020
27 de septiembre de 2008

Castellón.- La UJI incorpora tres nuevas furgonetas eléctricas para el servicio de mantenimiento del campus

CASTELLÓN, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Oficina Técnica de Obras y Proyectos (OTOP) de la Universitat Jaume I (UJI) ha incorporado tres nuevas furgonetas eléctricas para la realización del servicio de mantenimiento de instalaciones dentro de la urbanización del centro universitario. Con estas furgonetas, ya son siete los vehículos de estas características que sustituyen los anteriores con motor diesel. Los tres nuevos vehículos serán utilizados por el Servicio de Informática y los técnicos de mantenimiento internos de la universidad.

Esta iniciativa se enmarca dentro de una estrategia global contra el cambio climático que establece, entre otras medidas, el fomento de los vehículos limpios, cumpliendo así con uno de los objetivos de la UJI de que todos los vehículos que realizan el servicio de mantenimiento del campus sean eléctricos, informo el centro universitario en un comunicado.

La UJI aseguró que alrededor del 75 por ciento del ruido que se percibe en las ciudades procede del tránsito rodado y que el nivel de contaminación ambiental no para de aumentar por la combustión de productos derivados del petróleo. Por contra, los vehículos eléctricos ofrecen un índice cero en ruido y en contaminación ambiental, por lo que, para la universidad, suponen "la mejor alternativa a la circulación dentro de las ciudades".

Las furgonetas Mega Truck que se han incorporado al servicio de mantenimiento de la UJI son "ideales" para todo tipo de transportes pequeños entre 100 y 400 kilos. Disponen de uno motor eléctrico de cuatro kw de General Electric conectado a un grupo de ocho baterías sin mantenimiento de hielo de plomo que ofrecen 6,7 kw.

La velocidad máxima en vacío de estos vehículos es de 45 kilómetros por hora aproximadamente, y se calcula una autonomía de 55 kilómetros. Además, disponen de un sistema de ordenador- cargador inteligente que supervisa y controla la carga de baterías. El vehículo se conecta para la recarga en un enchufe normal de 220 V y 16 A y los costes de mantenimiento son muy bajos.