19 de marzo de 2019
  • Lunes, 18 de Marzo
  • 10 de enero de 2008

    Científicos diseñan un colisionador de partículas subatómicas que aportará claves sobre la constitución del Universo

    VALENCIA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Científicos de ámbito internacional diseñan estos días en Valencia el proyecto de un nuevo colisionador de partículas subatómicas, cuya instalación está prevista en Europa, que descifrará nuevas claves sobre la constitución y el funcionamiento del Universo, según informaron en un comunicado fuentes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

    Según explicó el CSIC, se trata del Super Flavour Factory 'SuperB', un "Super Colisionador" de electrones y sus antipartículas, los positrones --partículas con las mismas características que el electrón pero con carga positiva--, que "estudiará las diferencias entre la materia y la antimateria, permitiéndonos entender la evolución a un Universo en el que sólo hay materia". Este encuentro internacional de trabajo ha sido organizado por el Instituto de Física Corpuscular (IFIC), centro mixto del CSIC y de la Universitat de València, involucrado en el proyecto.

    El nombre en inglés Super Flavour Factory "remite al símil de una fábrica en donde se producirán partículas en cantidades industriales, lo cual permitirá estudiar sus propiedades con una precisión e intensidad sin precedentes, pues incrementará en cien el número de colisiones entre electrones y positrones".

    El choque de haces de tales partículas de carga opuesta "produce una energía con la que se crean toda una serie de nuevas partículas y antipartículas (como es el caso de los quarks, que son parte constituyente de los protones y los neutrones del núcleo del átomo), analizando las diferencias en la forma de desintegración de las mismas, que nos permitirá conocer mejor el por qué de la asimetría materia-antimateria en el Universo conocido.

    El objetivo principal de la física de partículas elementales consiste actualmente en la búsqueda de la llamada 'Nueva Física', es decir, indicó el CSIC, "formular un nuevo paradigma científico que ampliará el denominado Modelo Estándar de los constituyentes de la materia e interacciones fundamentales, que si bien ya prevé una mínima diferencia en el comportamiento de la materia y la antimateria, no consigue explicar la actual composición del Universo".

    EL CSIC subrayó que, realmente, "pese al extraordinario éxito del Modelo Estándar al explicar prácticamente la totalidad de los datos experimentales obtenidos hasta ahora, la inmensa mayoría de los científicos no cree que éste sea la última verdad, pues contiene demasiadas hipótesis y parámetros libres introducidos en la teoría ad hoc". La 'Super Factoría' propuesta "ha de jugar un papel esencial en la obtención de resultados que pongan en evidencia la existencia de Nueva Física en la próxima década, determinando los principios y leyes fundamentales por los que se que rige la Naturaleza".

    Esta 'Super Factoría' tendrá un "importante papel complementario" para la actividad del gran acelerador que entrará en funcionamiento este año, el Large Hadron Collider (LHC), en el Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) de Suiza, ya que "la intensa y precisa colisión de los haces de electrones y positrones permitirá estudiar modos de desintegración, cuya observación no es posible en el LHC".