15 de diciembre de 2019
  • Sábado, 14 de Diciembre
  • 2 de noviembre de 2009

    Compromís pide a Castellano que explique cómo contó la Policía autonómica a los manifestantes del sábado

    VALENCIA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El grupo parlamentario de Compromís en las Corts Valencianes ha registrado una petición de comparecencia del conseller de Gobernación, Serafín Castellano, en la Cámara para que dé explicaciones del método de recuento utilizado por la Policía Autonómica para cifrar el número de participantes en la manifestación celebrada el pasado sábado en Valencia contra la corrupción.

    Según indicó la diputada Mireia Mollà en un comunicado, "en la manifestación quedó bien evidente que la sociedad valenciana ha despertado y se rebela la contra la corrupción que rodea al Gobierno de Francisco Camps y al Partido Popular".

    Para la diputada de Compromís y miembro de Iniciativa Mireia Mollà, "es vergonzoso que se utilice a la Policía autonómica para confundir y ofrecer unas cifras" de asistentes "totalmente manipuladas con la clara finalidad de intentar quitar importancia a la gran manifestación ciudadana que pidió, el pasado sábado, por las calles de Valencia la dimisión del presidente Camps".

    "La policía autonómica dio la ridícula cifra de 2.200 manifestantes, cuando cualquier persona que viera la marea de gente que cubría la calle de San Vicente desde la Plaza de San Agustín hasta la Plaza de la Reina podía constatar que éramos muchos miles más", criticó.

    En esta línea, consideró que se ha utilizado a la Policía autonómica "con fines partidistas y el conseller de Gobernación debe responder sobre esta manipulación de datos". "En la manifestación del pasado sábado quedó bien evidente que la sociedad valenciana ha despertado y se rebele contra la corrupción que rodea al gobierno de Francisco Camps y al Partido Popular. Por mucho que el Consell trate de minimizarlo, no podrá evitar que el rechazo ciudadano contra la corrupción vaya a más", subrayó.

    En su opinión, Castellano "no puede utilizar la policía autonómica para actuar como guardia pretoriana de un presidente totalmente desacreditado y que ahora todo el mundo sabe que ha mentido al pueblo valenciano" y sostuvo que en el Consell "parece que están atemorizados por la masiva respuesta de la sociedad a una convocatoria de carácter ciudadano que recibió el respaldo de numerosos partidos políticos, sindicados y movimientos sociales y que constató que el tiempo del actual gobierno autonómico se ha agotado y que al presidente Camps no le queda otra salida que dimitir y convocar elecciones".