12 de noviembre de 2019
2 de julio de 2019

Un conductor acusado de transportar droga por valor de 1,7 millones dice que no sabe quién la puso en su autobús

Un tribunal juzgado a dos acusados por estos hechos, uno de ellos que asegura ser chófer de "artistas famosos por toda Europa"

Un conductor acusado de transportar droga por valor de 1,7 millones dice que no sabe quién la puso en su autobús
Ciudad de la Justicia de ValènciaARCHIVO/EUROPA PRESS

VALÈNCIA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Valencia ha juzgado este martes a dos acusados de intentar transportar casi 700 kilos de hachís y 17 de cocaína, valorados en total en unos 1.690.000 euros, desde Málaga hasta Liverpool. El cargamento de droga fue descubierto en un control rutinario cuando el autobús que conducían los procesados fue interceptado en un control rutinario de la Guardia Civil por la Autovía A-7 E-15 (Alicante-la Junquera), a la altura del término valenciano de Sagunto.

Ambos acusados han comparecido este martes ante el tribunal que les juzga por estos hechos y uno de ellos ha explicado que él se dedicaba, como conductor autónomo, a "llevar a artistas famosos por toda Europa". Sin embargo, ha asegurado que desconocía que en el vehículo había sustancias estupefacientes cuando fueron detenidos en un control. Fiscalía considera estos hechos constitutivos de un delito contra la salud pública y solicita penas de ocho años de prisión y multa de 3.378 euros para los procesados, además del comiso y destrucción de la sustancia intervenida.

Según el relato de la fiscal ambos hombres, con carné de conducir inglés, circulaban por la citada vía el 23 de enero de 2018 a la una de la madrugada, cuando fueron interceptados por efectivos de la Benemérita que se encontraban realizando un dispositivo de identificación de vehículos y personas. Uno de los agentes ha explicado en la vista que les llamó la atención que fuera un autobús vacío y las explicaciones que al respecto dieron los conductores.

Los agentes procedieron a inspeccionar el vehículo y hallaron dentro de un mueble para la televisión --en el interior de un habitáculo prefabricado al respecto-- y en el interior de varias tablas con bisagras similar a canapés un total de 78 paquetes de hachís, con un peso aproximado de 700 kilos y un valor estimado de 1.098.589 euros; además de dos paquetes más, que contenían algo más de 17 kilos de cocaína, valorados en 590.640 euros.

Uno de los conductores acusados ha asegurado en su declaración que no vio ni olió nada en el autobús y que no sabe "quién puso la droga" en el vehículo que conducía. Frente a este relato, un agente de la Guardia Civil, encargado del control en el que descubrieron el cargamento, ha afirmado que cuando entró al vehículo detectó un "olor fuerte a hachís" y entonces comenzaron a inspeccionar los muebles que transportaban los dos acusados.