15 de septiembre de 2019
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • 17 de octubre de 2009

    Cotino dice que la reforma de la Ley refleja la "política aniquilosa y falta de ideas de progreso" de Zapatero

    VALENCIA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El vicepresidente social de la Generalitat, Juan Cotino, destacó hoy que la reforma de la Ley del Aborto impulsada por el Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero "es una muestra más de su política anquilosada y falta de ideas de progreso, a la que ya nos tiene acostumbrados"

    Cotino realizó estas declaraciones en el momento de la salida de los autobuses que trasladaron esta mañana a valencianos hasta Madrid para participar en la manifestación de apoyo a la vida y en contra de la reforma de la Ley del Aborto, a la que él también asistirá en representación del Gobierno valenciano, según informó la Generalitat en un comunicado.

    Para el vicepresidente, "el Gobierno central, en lugar de apoyar a las familias, está generando su fractura, permitiendo por ley que las menores de 16 años puedan tomar una decisión tan importante para el resto de sus vidas como es abortar sin tener que consultarlo con sus padres".

    Además, indicó que cuando una mujer que tiene dificultades queda embarazada "necesita el apoyo de sus padres, de su familia, de sus amigos, de la sociedad", pero, en este sentido, criticó que el Ejecutivo central lo que hace es dirigirla hacia un único camino, el aborto.

    Sin embargo, aseguró que desde el Gobierno valenciano apuestan "por la vida y por ofrecer alternativas a las mujeres embarazadas, protegiéndolas tanto a ellas como a la vida en formación que llevan dentro, a través de ayudas de tipo social, económico, educativo, sanitario".

    "Estamos convencidos de que las sociedades modernas son las que apuestan por la vida, apoyando a las madres que están decididas a tener a sus hijos, tal y como lo está haciendo el Gobierno valenciano mediante el programa de apoyo a la maternidad + Vida, y con la Ley de Protección de la Maternidad", subrayó el vicepresidente.

    Del mismo modo, lamentó que "la política de la improvisación que realiza Zapatero va en contra de la familia, y así lo está demostrando no sólo con esta reforma de la Ley del aborto, sino subiendo los impuestos de los españoles, encareciendo el IVA de la vivienda, y permitiendo que el paro continúe aumentando, cuando lo que debería hacer es generar empleo e impulsar la actividad económica y dejar de atacar a la institución básica de la sociedad".

    DÍA DE CONTRADICCIONES

    Asimismo, el vicepresidente señaló que hoy es "un día de contradicciones porque es una jornada tanto de alegría como de tristeza". "Por un lado de alegría porque miles de familias, de personas, tanto jóvenes como mayores, vamos a vivir juntos unos momentos de fiesta para reivindicar la cultura de la vida, y defender que desde el momento del embarazo existen dos vidas, la de la madre y la del hijo engendrado", indicó.

    Pero añadió que, por otro lado, "es un día triste porque con esta Ley que el gobierno de Zapatero quiere aprobar se pondrá fin a muchas vidas inocentes, y habrá muchos niños que no nacerán ya que propone el aborto como única solución y le resta importancia a la muerte".

    Por todo ello, resaltó que las "miles de personas" de la Comunitat Valenciana que participan hoy en Madrid en la manifestación por la defensa de la vida, "vamos a reivindicar la defensa de la vida desde el momento de la concepción y queremos decirle a todo el mundo que cuando una mujer ha quedado embarazada, a partir de ese momento, existen dos vidas, la de la madre y la del hijo, y cualquiera que vaya en contra de esta idea va en contra del futuro y en contra del progreso".