20 de febrero de 2020
14 de febrero de 2019

Cs afea a Puig su gestión de la dependencia y él replica que con su no a los PGE se pierden 50 millones para financiarla

Cs afea a Puig su gestión de la dependencia y él replica que con su no a los PGE se pierden 50 millones para financiarla
CS - ARCHIVO

VALNCIA, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de Ciudadanos (Cs) en Les Corts Valencianes, Mari Carmen Sánchez, ha echado en cara este jueves al Consell su gestión de las políticas sociales, en concreto las ayudas a la dependencia, y el presidente, Ximo Puig, le ha reprochado que, con el voto de la formación naranja en el Congreso rechazando los presupuestos de 2019, la Comunitat "ha perdido 50 millones de euros para la dependencia valenciana".

En la sesión de control al 'president', Sánchez ha preguntado a Puig cómo valora la implementación de las políticas en materia de dependencia llevadas a cabo por su Consell esta legislatura. Ha resaltado que se incumple el plazo de resolución de los expedientes, ya que el del Consell es "pagar cuando se pueda" y ha lamentado el aumento en el número de quejas al Síndic de Greuges, que ha abierto una queja de oficio.

"El pacto del Botnic está agotado, tiene sus días contados", ha agregado la síndica de Cs, señalando que no basta con "vender la moto" apelando a la herencia recibida porque "hacerlo mejor que el PP es tenerlo facilísimo".

Puig ha defendido el cambio de paradigma en los últimos cuatro años en políticas como estas "marginadas y despreciadas por el gobierno anterior" y ha subrayado que "se ha recuperado parte del camino", superando por primera vez las 75.000 personas atendidas en el sistema e incrementando el presupuesto para este fin, aunque ha lamentado que con el voto de Cs para rechazar las cuentas estatales de 2019 no van a llegar a la Comunitat 50 millones para financiar la dependencia. "Hemos ganado un gobierno que no se sienta a pactar con los independentistas a cambio", ha respondido Sánchez.

Asimismo, el 'president' ha asegurado que no va a vender "ninguna moto" pero le ha afeado que haga un "totum revolutum" en materia de política social y diga cosas que "nada tienen que ver con la realidad" porque se han gestionado 63.000 nuevas altas en el sistema de dependencia valenciano, donde había "un atasco monumental" y "falta de recursos".

"Creo que, sinceramente, lo que debería hacer en mi humilde opinión es intentar separarse de una trayectoria que nos lleva a la confrontación y a la ruptura", ha indicado Puig, que ha concluido: "En estos momentos es importante la unidad de todos los valencianos y españoles, pero eso no se puede hacer con la alianza con la peor de todas las derechas, no es el camino ni para España ni para la Comunitat".