18 de septiembre de 2019
  • Martes, 17 de Septiembre
  • 6 de agosto de 2009

    CSI·F recurre ante el TSJCV la orden de Educación que impone mínimos para impartir Tecnología Industrial y Electrotecnia

    VALENCIA, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) ha presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) un recurso contencioso-administrativo contra la orden de la Conselleria de Educación que establece un mínimo de 12 alumnos para impartir Tecnología Industrial I y II, y de diez estudiantes para constituir clases de Electrotecnia, según informó el sindicato en un comunicado.

    En este sentido, desde la organización sindical consideraron que la decisión de Conselleria "vulnera la Ley Orgánica de Educación (LOE), que regula la oferta obligatoria de todas las materias de modalidad". Además, la universidad pondera ambas asignaturas en el acceso a carreras de ingeniería y arquitectura, añadieron.

    Educación pretende aplicar esta orden para el próximo curso, circunstancia que, en opinión de CSI·F, "agravará la pérdida de plazas docentes, ya que se sumará a la reducción horaria en la ESO establecida por la LOE". Del mismo modo, de llevarse a cabo esta medida, supondrá "una merma en la adecuada formación del alumnado para su ingreso en la universidad", lamentaron.

    Así, desde el sindicato reclamaron que estas dos asignaturas, pertenecientes a la modalidad del Bachillerato Científico-Tecnológico, se impartan cada año "independientemente del número de alumnos que las cursen, al igual que ocurre con el resto de materias de modalidad", reivindicaron.