20 de agosto de 2019
20 de octubre de 2008

Cultura.- El artista valenciano Manuel Boix descubre en Perpiñán (Francia) su faceta como grabador con 400 obras

VALENCIA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El artista valenciano Manuel Boix exhibe hasta el 15 de enero de 2009 en el Convent des Minimes de la ciudad francesa de Perpiñán la exposición 'Obra gráfica e impresa', que reúne más de 400 obras, entre originales, reproducciones de carteles, libros, trabajos de bibliofilia o "libros de artista", grabados y serigrafías. Con esta muestra se pretende aglutinar la "amplia, diversa, dispersa y excelsa" obra del Boix grabador e ilustrador, quizás menos conocida en su globalidad que sus facetas pictórica y escultórica, pero no menos extraordinaria, informaron los responsables del proyecto.

Una gran parte de esta antológica pudo verse en la exposición homónima comisariada por Abel Guarinos y producida por el Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana en 2006 en el Centre del Carme de Valencia, "y que se convirtió en la exposición más visitada de ese año en Valencia", recalcaron las mismas fuentes.

Un año después se presentó en la Lonja del Pescado de Alicante, y este mismo año 2008 en el Mainzer Rathaus-Foyer de la ciudad alemana de Maguncia, donde ha obtenido un notable éxito de crítica y de público, como corroboran algunos de los documentos adjuntos, recordaron.

Según los comisarios de la muestra, el gestor cultural Abel Guarinos y Vicent Madramany, director de la galería francesa Àcentmètresducentredumonde, a la ciudad francesa "no sólo han viajado las geniales obras de Manuel Boix sino también el reflejo artístico de nuestra literatura y de nuestra historia como pueblo valenciano: los dibujos y los grabados para las diferentes ilustraciones de Tirant lo Blanc, los que acompañan textos de Vicent Andrés Estellés, Joan Fuster o Josep Palàcios, los carteles sobre la familia Borgia, el Rey Jaume I, el General Basset, Roiç de Corella y Ausiàs March".

Respecto de las anteriores exposiciones de los más de 40 años ininterrumpidos de trabajos para ser impresos, multiplicados o grabados en un tórculo, la novedad de esta exposición reside "en presentar por primera vez sus últimas serigrafías e ilustraciones enmarcadas dentro de su actual etapa plástica 'El gesto, la mirada', caracterizada por primerísimos planos y el dominio del negro".

También se muestran sus últimos trabajos alrededor de la figura de Jaume I, realizados este mismo verano, como son el cartel para la representación del Tratado de Almizra, en Alicante, y una ilustración para el 'Llibre dels feits', editado por la Institución Alfons el Magnànim de València.

Manuel Boix, que la semana pasada inauguró en Genovés un monumento en homenaje a la pelota valenciana, de más de cuatro metros de altura y de bronce y piedra, se encuentra desde el martes en Perpiñán, capital del Pirineo Oriental francés, inmerso en el montaje de la exposición.