25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 17 de junio de 2014

    Dimite la directora de La Rambleta y EU lo atribuye a la "deriva de la gestión indirecta"

    VALENCIA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La hasta ahora directora de Espai Rambleta, Gemma Sastre, ha presentado su dimisión del cargo tras más de tres años al frente del espacio cultural de la ciudad de Valencia, han confirmado a Europa Press fuentes conocedoras de la decisión. Esta marcha se produce después de la destitución del exprogramador y responsable de comunicación del contenedor cultural, Guillermo Arazo.

    Según publica el diario 'Las Provincias', Sastre ha comunicado su decisión al consejo de administración en una carta en la que explica que se siente "obligada" a renunciar tras los recientes acontecimientos, "como el injustificado despido de Guillermo Arazo", que entiende como "una falta de confianza" en su gestión.

    Tras conocer la noticia, el portavoz de EUPV en el Ayuntamiento de Valencia, Amadeu Sanchis, ha mostrado la "preocupación" del grupo municipal.

    "A la sorpresa e incredulidad ante la decisión de la empresa que gestiona de forma indirecta este centro de prescindir de los servicios del programador Guillermo Arazo, y sobre la que hemos presentado preguntas al pleno, hay que añadir la dimisión de otro miembro del consejo de administración de este centro cultural como es el de su directora, Gemma Sastre, hecho que nos evidencia que hay algo que no acaba de funcionar y que nos inquieta precisamente por el precedente reciente del Teatre El Musical y la polémica en torno a la empresa Crystal Forest, de José Luis Moreno", asegura el edil en un comunicado.

    EUPV "no entiende qué es lo que realmente está pasando, máxime cuando el Espai Rambleta se había convertido no sólo en uno de los referentes culturales de la ciudad de Valencia sino del conjunto de todo el Estado".

    "Este contenedor cultural no solamente contaba con una alta apreciación positiva por parte del público sino que, además, había conseguido que fuera conocida en el conjunto estatal del mundo de la cultura", ha añadido Amadeu Sanchis.

    "AVARICIA"

    Además, para el concejal este suceso "provoca una enorme inquietud ante el hecho de que los gestores empresariales del mundo de la cultura sean incapaces de diferenciar la calidad de los ingresos". "Que se estén realizando todos estos cambios para dar un giro más comercial a la programación y obtener mayores ingresos evidenciarían más avaricia que interés por la cultura", ha asegurado el edil, quien ha agregado que esta decisión "lo que demuestra es la deriva de la gestión indirecta de la cultura".

    Por último, Sanchis ha recordado lo que está sucediendo también con el Teatre El Musical y la polémica en torno a la empresa Crystal Forest, de José Luis Moreno. "Ahora tenemos una prueba más de que la gestión indirecta solamente busca el beneficio económico y los intereses monetarios y no propuestas culturales tan interesantes como las que hasta ahora se habían programado en el Espai Rambleta", ha concluido.