4 de julio de 2020
18 de mayo de 2009

Cultura.- La Filmoteca dedica un ciclo al documentalista Raymond Depardon

VALENCIA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El IVAC-La Filmoteca acogerá desde mañana hasta el 17 de junio, en colaboración con el Instituto Francés de Valencia y la Embajada de Francia en España, un ciclo dedicado al documentalista francés Raymond Depardon, según informaron en un comunicado fuentes de la Generalitat.

Mañana abrirá el ciclo Les Annés Déclic, un testimonio en imágenes de múltiples viajes del cineasta y campañas presidenciales, que abarca el trabajo de Depardon desde principios de los años sesenta hasta 1984, fecha de producción del film. El documental 1974, une partie de campagne, otro film centrado en la clase política francesa a partir de la campaña electoral "al estilo americano" de Giscard d'Estaign, ocupará las restantes sesiones de esta semana.

El ciclo recoge asimismo dos títulos dedicados por el documentalista galo a los procesos judiciales, Délits flagrants y 10e chambre, instants d'audience, que le sirven de punto de partida para indagar sobre el funcionamiento y los mecanismos de la justicia francesa.

Con Profils Paysans: L'Approche, Depardon se aventura en un largo viaje cinematográfico de 10 años para seguir la evolución de la vida agrícola en pequeñas granjas situadas en las regiones de Lozère, Alto Saona, Ardèche y Alto Loira. Rodada cuatro años más tarde, Profils Paysans: Le Quotidien deja constancia de la transformación de estas mismas granjas en segundas residencias, ya que sólo unos pocos jóvenes toman el relevo de las explotaciones con nuevos cultivos.

La selección incluye también la última película de Depardon, La Vie moderne, con la que el documentalista culmina la trilogía dedicada a su origen rural, y el cortometraje de 2004 Quoi de neuf au Garet?, pequeño homenaje a la granja que lo vio crecer.

Nacido en 1942 en una zona rural cercana a Lyon, el interés por la fotografía llevó al joven Depardon a París, donde fue rápidamente contratado por importantes agencias y, poco después, inició su carrera en el terreno cinematográfico, cubriendo conflictos bélicos y filmando reportajes. Fundador en 1966 de la agencia Gamma, desde entonces ha combinado su faceta de fotógrafo con la de cineasta documental.

En palabras del crítico Alain Bergala, la obra de Depardon "hace pensar que desde el principio fue consciente del papel y la responsabilidad social, en el sentido más amplio, que le ofrecía el hecho de poder realizar sus películas", siempre desde "la convicción íntima de que el cine no es un arte fútil y que debía dejar huellas que algún día serían documentos esenciales sobre la Francia de los últimos treinta años".