18 de febrero de 2020
27 de agosto de 2014

La Generalitat invierte 20.000 euros en la rehabilitación del Castillo de Guardamar del Segura (Alicante)

ALICANTE, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Educación, Cultura y Deporte ha invertido 20.000 euros en la rehabilitación del baluarte de pólvora del Castillo de Guardamar del Segura (Alicante) y trabaja en la mejora de la accesibilidad al edificio histórico, según ha informado tras la visita que ha realizado a las obras la directora general de Cultura, Marta Alonso. La directora ha estado acompañada por la alcaldesa de Guardamar Carmen Verdú.

En su estancia en la localidad, Alonso ha visitado este miércoles, además, el parque de las dunas, que cuenta con un complejo arqueológico que será objeto de la ejecución de un Plan Director. Las excavaciones arqueológicas en las dunas de Guardamar han permitido exhumar dos importantes monumentos consistentes en una Rábita Califal del siglo X y un asentamiento amurallado fenicio conocido como La Fonteta. Éste último se trata de un conjunto "excepcional" y "único" en el que la Generalitat invertirá para posibilitar tanto la investigación como su puesta en valor.

Con el fin de proceder a la apertura constante en unas mínimas condiciones de seguridad para el yacimiento y de garantías para el visitante, la conselleria de Educación, Cultura y Deporte presentó el proyecto que contempla la construcción de un Centro de Interpretación en el emplazamiento, la mejora y reforma del vallado del yacimiento, la consolidación y puntual restauración de las estructuras inmuebles exhumadas, tanto en la Rábita como en la muralla de la ciudad fenicia, y el acondicionamiento de un circuito de paso para los visitantes complementado con paneles informativos

En este yacimiento, declarado Bien de Interés Cultural en 1990, se han hallado los restos arqueológicos de una institución religiosa islámica de carácter cenobítico, que se conocían con el nombre de rábitas, destinadas a la defensa y aculturación del territorio. Esta rábita conservada en las Dunas de Guardamar tuvo un período de vida de algo más de cien años, desde final del siglo IX hasta mitad del siglo XI, por lo que representa uno de los ejemplos más antiguos de este tipo de institución religiosa conservado en todo el Mediterráneo Occidental.

Además de su valor científico e histórico, la Rábita posee un evidente carácter monumental debido al buen estado de conservación de su arquitectura. La última intervención llevada a cabo en este yacimiento, financiada por la Dirección General de Cultura, consistió en la consolidación de los restos arqueológicos que habían sufrido las inclemencias meteorológicas.

LA FONTETA La Fonteta es un conjunto urbanístico de época fenicia (siglos VIII al VI a.C) en el que se ha documentado una monumental muralla con bastión, con calle perimetral y viviendas adosadas en su cara interna; así como barrios de casa organizados extramuros del recinto fortificado.

Se trata de un yacimiento de gran singularidad por su buen estado de conservación ya que, como pasó con el conjunto religioso hispano musulmán, las dunas lo preservaron de las agresiones externas.

Las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo entre 1996 y 2002, fueron cofinanciadas por del Ayuntamiento de Guardamar del Segura y la Generalitat.