24 de mayo de 2019
12 de febrero de 2010

Cultura.- La Orquesta de Valencia interpreta hoy en el Palau la Séptima de Bruckner

VALENCIA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Orquesta de Valencia, bajo la batuta del prestigioso director escocés Donald Runnicles, abordará hoy en el Palau de la Música de la ciudad la 'Sinfonía nº7 en mi mayor' de Anton Bruckner, informó el auditorio en un comunicado.

Al día siguiente, mañana sábado, el público que no pueda asistir al concierto de abono, tendrá la oportunidad de volver a disfrutar de este concierto, dentro del Ciclo X6 de la Orquesta de Valencia. Las entradas para este segundo programa pueden adquirirse en las taquillas del Palau y a través de servientrada.

Dedicada al rey Luis II de Baviera, la Séptima sinfonía es en realidad un homenaje a su ídolo Richard Wagner. No en vano, compuso el Adagio pensando en el maestro Bayreuth al conocer su delicado estado de salud y su posterior fallecimiento. Con esta sinfonía, Bruckner consiguió el anhelado respaldo de crítica y público, y en ella se muestra con todo su esplendor el especial mundo compositivo del autor austriaco, con momentos de clímax abrumadores y de íntimo lirismo.

Previamente, el público asistirá a la audición, por primera vez en Valencia, de 'Hymne au Saint Sacrement' del compositor francés, Olivier Messiaen, del que se ha conmemorado recientemente, el centenario de su nacimiento.

Compuesta en 1932 y estrenada en el Teatro de los Campos Elíseos bajo la dirección de Walther Straram, durante la guerra desapareció este primera versión, por lo que Messiaen debió reconstruir la partitura de memoria. Se estrenó nuevamente catorce años después, en 1947 en Nueva York por el maestro Stokovski.

Concebida en una estructura bastante compleja, está formada por dos temas: el primero introduce un golpe de viento, según el propio compositor, y tras un desarrollo y una reexposición, un episodio conclusivo oficia de coda "sobre los azules, los violetas y los verdes, elevándose hasta el rojo y el oro de la fanfarria terminal" en la resplandeciente luminosidad de toda la orquesta.

Donald Runnicles ha regresado en la presente temporada a Europa para asumir la dirección artística de dos instituciones europeas. Desde 2009 ejerce de Director General de Música de la Ópera Alemana de Berlín, y de la Orquesta Sinfónica de la BBC escocesa.

Simultáneamente mantiene dos de sus compromisos adquiridos en los EEUU: el de director musical del Festival de Grand Teton en Jackson (Wyoming) y de director invitado principal de la Orquesta Sinfónica de Atlanta. Concluyó la temporada pasada con una despedida de la Ópera de San Francisco, al frente de la cual estuvo desde 1992. Durante estos años dirigió más de sesenta producciones diferentes con un total aproximado de 350 representaciones. Al finalizar su titularidad se le otorgó la Medalla de la Ópera de San Francisco, el distintivo más alto que ofrece la institución.