30 de mayo de 2020
17 de marzo de 2008

Cultura.- Las producciones valencianas 'Enloquecidas' y 'Zhao' participarán en el Festival de Cine de Málaga

VALENCIA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las películas valencianas 'Enloquecidas' y 'Zhao' participaran en el próximo Festival de Cine español de Málaga que se celebrará en la ciudad andaluza del 4 al 12 de abril, según informaron hoy responsables de estas producciones.

Así, en la Sección Oficial del certamen se proyectará el filme 'Enloquecidas', de inminente estreno en las pantallas, el 11 de abril. Se trata de una divertida comedia dirigida por Juan Luis Iborra e interpretada por Verónica Forqué, Concha velasco, Silvia Abascal, Jordi Rebellon y Juli Mira, producida por la empresa valenciana Hispanocine, subvencionada por el Institut Valencià de Cinematografia Ricardo Muñoz Suay (IVAC) de la Generalitat Valenciana y participada por Grup RTVV-Televisió Valenciana.

la trama de este largometraje está protagonizada por Blanca, que confiesa a su tía Bárbara que ha conocido al hombre de su vida y ha desaparecido. Por casualidad, descubren su foto en la casa en venta de unos encantadores ancianos. Es su hijo y está muerto. Enloquecidas, Blanca y Bárbara inician una disparatada investigación por una ciudad en obras. Una actriz descreída, una secretaria paranormal y un marido harto de tanta locura las ayudarán en un enredo marcado por el humor y la intriga, explicaron las mismas fuentes.

Por su parte, en la sección 'ZonaZine' se podrá ver la película 'Zhao', dirigida por Susi Gozalvo e interpretada por Miguel Angel Silvestre. Es una producción de La penúltima Producciones y Conta Conta con la produccion asociada de Hispanocine.

La película, de corte independiente, no ha obtenido hasta la fecha subvención alguna a produccion. La historia se ambienta en un futuro cercano, cuando Zhao tiene 25 años. Se va con su novio, Martín, a una casa feng shui. Entre juegos pasionales se va descubriendo su pasado, que le revela que fue adoptada en China por una familia española.

Su infancia feliz se trunca de repente con la muerte de sus padres adoptivos. Zhao comienza entonces a encerrarse en su propio mundo y se apunta a clases de chino. Dividida entre sus recuerdos y su historia de amor con Martín, tiene que tomar una decisión.