22 de julio de 2019
19 de junio de 2019

Dalmau se estrena como conseller recibiendo a la PAH, que reclama un plan de choque ante la "emergencia habitacional"

VALÈNCIA, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, se ha estrenado este miércoles en el cargo con la recepción a miembros de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH), que reclama entre otras medidas un plan de choque ante la "emergencia habitacional" por la falta de vivienda pública y un tope a los precios del alquiler.

En declaraciones a los medios, Dalmau ha admitido que "el problema de los desahucios sigue siendo muy grave aún en todo el País Valencià" porque hay familias que son "sacadas de sus casas y se quedan sin vivienda, sin ese derecho que está en la Constitución y que debe aplicarse y garantizarse".

Por ello, ha querido que su primera reunión sea con la PAH para escuchar "a la gente que está trabajando contra los desahucios y a favor de que los valencianos tengan derecho a una vivienda digna". El objetivo ha sido oír sus problemas, cómo ven la situación y qué soluciones plantean, para que este Consell del Botànic esté "plenamente implicado" en la protección y garantía del derecho a la vivienda.

Ha subrayado que el acuerdo ya contempla medidas para hacer real es derecho y contempla la ampliación del parque público de viviendas, para bajar el precio del alquiler y de impulso de los alquileres sociales.

Preguntado sobre qué se puede hacer desde el Ejecutivo valenciano en este campo, ha indicado que la política de vivienda es transversal y hay una parte regulatoria y ejecutiva estatal "muy importante", pero el Consell tiene algunas competencias con las que "se pueden hacer muchas cosas".

Dalmau ha indicado que buscará la fórmula para coordinar las políticas autonómicas con las estatales "para mejorar las regulaciones normativas correspondientes, para ampliar los fondos destinados a vivienda social y, sobre todo, para garantizar el derecho a la vivienda".

Preguntado sobre las críticas que el PP lanzó sobre él como conseller de Vivienda o "de Inmobiliaria" por las propiedades que declaró a Les Corts, ha explicado que su padre falleció hace un año y tiene un porcentaje pequeño de la casa en la que vive su madre y también del restaurante familiar pero ha indicado: "Me hubiera quedado mucho mejor si mi padre no hubiera fallecido y no tuviera esos 20% de las propiedades de las que el usufructo lo tiene mi madre".

LA PAH RECLAMA TECHOS

Por su parte, el portavoz de la PAH José Luis González se ha mostrado contento de que la primera reunión del conseller sea con esta entidad, no por tener protagonismo sino "porque hay decenas de familias que tienen problemas de vivienda, madres y padres con niños, personas con discapacidad que tienen derecho a poder vivir bajo un techo".

"Nos encontramos con que no hay vivienda pública suficiente, durante años no se ha construido y los planteamientos que hay actualmente son insuficientes, hace falta un plan de choque para que tengamos un techo para las familias", ha señalado, así como renovar los alquileres sociales que están a punto de finalizar.

REIVINDICAN COMPROMISOS CONCRETOS

El representante de la PAH ha recordado que esas viviendas se las han quedado a veces los bancos "con una legislación con cláusulas abusivas" y se las quedan esas entidades "rescatadas con dinero que no han devuelto", fondos buitre o socimis. Por ello, piden a las administraciones local, autonómica y estatal que decidan "si hay que proteger a la gente o la vivienda es un instrumento de especulación que tiene que tener la banca rescatada".

González ha urgido a desarrollar "una actuación definitiva y un compromiso con los derechos humanos que se diga y se crea" porque no están ya "en una fase de sensibilidad, sino de compromiso con la gente" y "hay mucha en la calle" porque, según ha resaltado, "los bancos están haciendo ejecuciones hipotecarias todos los días".

Asimismo, ha indicado que la administración "se debe atrever a poner un tope al precio desorbitado de los alquileres" y ha puesto como ejemplo Berlín, donde "durante años van a mantener los precios". También ha querido diferenciar entre la "okupación mafiosa" y la que realizan familias en exclusión social.

Ha subrayado que la Comunitat cuenta ya con una ley de función social de la vivienda que aborda, por ejemplo, cuestiones como las viviendas vacías y ha instado a desarrollar reglamentariamente esa norma.