La defensa del caso Sala pide la absolución de Miguel López: "Ha pasado los peores dos años de su vida siendo inocente"

La defensa del caso Sala pide la absolución de Miguel López: "Ha pasado los peores dos años de su vida siendo inocente"
3 de diciembre de 2018 EUROPA PRESS - ARCHIVO

ALICANTE, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

La defensa de Miguel López, único acusado del crimen de María del Carmen Martínez, suegra suya y viuda del expresidente de la CAM, Vicente Sala, pide la absolución de su cliente de los cargos de asesinato y asegura que es inocente. "Miguel ha pasado los peores dos años de su vida, cusado del crimen nada más y nada menos que de un familia, siendo inocente", señala en su escrito de conclusiones.

María del Carmen Martínez murió el 9 de diciembre de 2016 de dos tiros en el lavadero del concesionario Novocar de Alicante, que regentaba su yerno. La defensa rechaza que los hechos se produjeran como sostienen ministerio fiscal y acusación particular, ejercida por Vicente Sala hijo.

En su escrito de conclusiones provisionales, al que ha tenido acceso Europa Press, la defensa sostiene que las acusaciones no tienen absolutamente ninguna prueba contra su cliente ni precisan en qué pruebas se basarían para esa acusación porque "no hay" ya que "no ha sido Miguel López".

En esta línea, añade que todas las investigaciones que se han realizado durante estos dos años de instrucción corroboran que López no ha sido el autor del crimen, algo que considera que reafirma la postura de las cuñadas de su cliente, que finalmente no le han acusado, al llegar a la conclusión de que no había sido el autor de la muerte de su madre.

La defensa reconoce la existencia de un "conflicto familiar" por la gestión de las empresas de los Sala, aunque subraya que no tenía relación directa con el acusado, ya que ese conflicto pertenece a la familia "y no a los cuñados", y "no era tan grave" como para querer matar a nadie.

La defensa de Miguel López señala directamente al hijo mayor, Vicente Sala, como el "primogénito que siempre trató de ser el principal protagonista en la gestión de las empresas" y relata que quiso hacerse con la llamada 'acción de oro', una "especie de comodín" de las acciones que tenía su madre y que "él quería heredar en exclusiva".

Sobre dicho asunto, el escrito expone que "tras varios años de una gestión compartida" de las empresas por parte de Vicente Sala padre y de María del Carmen Martínez, el hijo mayor del matrimonio tomó mayor protagonismo una vez acabada la carrera.

En cualquier caso, según la defensa, "las tensiones eran por las empresas manteniéndose siempre las normales relaciones entre personas educadas", como acreditan las pruebas presentadas por los hijos de María del Carmen Martínez, y que la viuda de Vicente Sala trabajó días antes de su fallecimiento para arreglar dicha disputa con sus hijas, y que fue entonces su hijo el que no quiso llegar a un acuerdo.

Así, según él escrito presentado por la defensa de Miguel López, no tenía nada que ver con el conflicto familiar, tampoco disparó a su suegra en el lavadero del concesionario familiar, e incide en que se enteró por teléfono de lo sucedido cuando se encontraba en la finca de la familia de su mujer.

Además, califica de "absurdo" que tras el crimen se fuera a hablar "como si nada" con tres personas todavía con el arma entre sus ropas y recuerda que cuando la Policía acudió a investigar la escena, se descubrieron restos de ADN en la mano izquierda de María del Carmen, cuyos resultados confirmaron que no pertenecían a Miguel López y que por lo tanto, "él no había usado ningún arma".

Contador

Últimas noticias