23 de enero de 2021
30 de noviembre de 2020

Desmantelada una plantación de marihuana con 1.600 plantas en el sótano de un restaurante de Teulada

Desmantelada una plantación de marihuana con 1.600 plantas en el sótano de un restaurante de Teulada
La Guardia Civil desmantela una plantación de marihuana alojada en el sótano de un consolidado restaurante - GUARDIA CIVIL ALICANTE

   La red, formada por nueve personas, usaba un túnel subterráneo para pasar un enganche ilegal a la luz de la calle al local

   ALICANTE, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Guardia Civil de Alicante han desmantelado una plantación de 1.600 plantas de marihuana que estaba oculta en tres cultivos alojados en el sótano de un consolidado restaurante de la localidad de Teulada, en una operación en la que han detenido a nueve personas, entre ellas el considerado líder del grupo, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales, defraudación de fluido eléctrico y tenencia ilícita de armas.

   Según ha informado en un comunicado el instituto armado, los detenidos presuntamente habían construido un túnel subterráneo, de más de tres metros de longitud, para abastecer de luz de forma ilegal la plantación ubicada bajo el establecimiento. En el total, ha sido cuatro los registros realizados, el del restaurante y el de tres viviendas, donde además se han intervenido cinco kilogramos de cogollos secos; 41.000 euros en efectivo; dos escopetas con abundante cartuchería; seis vehículos y varios dispositivos móviles e informáticos.

   Una de las viviendas registradas por los efectivos fue un chalé de lujo en el que residía el presunto líder del grupo. La vivienda, valorada en más de cuatro millones de euros, era empleada para supuestamente blanquear el dinero procedente del tráfico de drogas. La marihuana obtenida, por la que en el mercado negro habrían obtenido beneficios de hasta 200.000 euros, era en parte distribuida a Reino Unido, y en parte, a otros traficantes de la provincia de Alicante.

   Además, la investigación ha determinado que la defraudación de fluido eléctrico llevada a cabo por la banda durante su periodo de actividad le ha supuesto a la compañía eléctrica pérdidas de más de 60.000 euros.

UN CIUDADANO DIO LA ALARMA

   La Guardia Civil inició la investigación y destapó el entramado gracias al testimonio de un ciudadano que puso en alerta a los agentes. La persona alertó a los efectivos de que el restaurante, que contaba con varios años de actividad, era en realidad la "tapadera" de un "gigantesco" cultivo de marihuana, oculto en la planta baja.

   Inmediatamente, la Guardia Civil de Alicante inició las averiguaciones para el esclarecimiento de los hechos, en una operación conjunta, denominada Mosra, que ha sido llevada a cabo entre el Área de Investigación de San Vicente del Raspeig y el Equipo de Policía Judicial de Calpe.

   Tras avanzar en la causa y debido a un aumento de la actividad de los encausados, el pasado 19 de noviembre, los agentes, junto con el guía canino detector de drogas y dinero, procedieron a la entrada simultánea en el restaurante y resto de viviendas, donde localizaron plantaciones indoor de marihuana a las que se accedía por zulos practicados en el suelo y puertas simuladas.

   Los agentes llevaron a cabo intervenciones tanto en el restaurante como en tres domicilios distintos, donde fueron halladas tres amplias salas de cultivo de marihuana en diferentes fases de crecimiento, lo que le permitía a la organización el suministro continuo. La infraestructura era "altamente profesional".

   Los cultivos estaban dotados de controles informatizados y de un acabado y sellado perfecto, lo que evitaba la salida de olores y la rumorosidad de los compresores de aire acondicionado, que se nutrían con sofisticados enganches ilegales a la red eléctrica.

   En uno de los registros, los agentes descubrieron un túnel subterráneo de más de tres metros de longitud, que pasaba por debajo de la calzada de la vía pública, por el que los presuntos autores habían pasado uno de los enganches ilegales de suministro eléctrico para abastecer una de las plantaciones, en concreto la que fue localizada en los bajos del restaurante.

ALTO NIVEL DE VIDA

    El propietario del restaurante, principal objetivo de la investigación, tenía también un bar de copas; residía en una mansión próxima al local de restauración y era propietario, a su vez, de varias viviendas por la zona. Llevaba un alto nivel de vida y poseía diversos turismos de alta gama, según la investigación.

   Durante la entrada a dicha vivienda, el ahora arrestado intentó darse a la fuga saltando por una ventana. Entre las pertenencias que portaba en el momento de tratar de emprender la huida, los agentes localizaron 11.000 euros en efectivo.

   Además, en un apartamento situado encima del restaurante, vivía un empleado que, aparentando realizar labores relacionadas con el local, en realidad se encargaba de la guarda del cultivo, para lo que contaba con la ayuda de otros trabajadores. Otra persona, de estrecha confianza del líder, era el encargado de supervisar la labor que realizaban.

   En total, han sido detenidos nueve varones de entre 23 y 49 años, cinco de nacionalidad británica, dos de nacionalidad argentina, uno colombiano y otro marroquí, a los que se les imputan los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales, defraudación de fluido eléctrico y tenencia ilícita de armas.

   Tras ser puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Denia, tres de ellos han ingresado en prisión y el resto ha quedado en libertad con cargos.