9 de agosto de 2020
14 de noviembre de 2014

Desmantelado un grupo organizado e intervenidos 10.000 kilos de mandarina de origen ilícito

VALENCIA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de la Guardia Civil han desmantelado un grupo organizado dedicado a la sustracción de cítricos en la provincia de Valencia y han intervenido 10.000 kilos de mandarina de origen ilícito, según ha informado el Instituto Armado en un comunicado. La operación se ha saldado con la detención de cinco personas y la imputación de otras cuatro por su implicación en los delitos de hurto y falsedad documental y pertenencia a organización criminal.

La Guardia Civil investigaba desde el pasado mes de octubre, en el marco del Plan contra las sustracciones agrícolas y ganaderas, diversos delitos de hurto de productos del campo en la comarca de L'horta sur.

Por estos hechos se inició un operativo por parte del Equipo ROCA de la Guardia Civil de Paiporta, fruto del cual los agentes averiguaron que se trataba de un grupo perfectamente organizado, con una distribución de funciones claramente establecida.

Esta organización estaba dividida en cuatro subgrupos, mientras algunos de sus miembros realizaban la recolección, otros eran los encargados de realizar los portes hasta un almacén de compra-venta. Posteriormente, otra persona del entramado se ocupaba de facturar la mercancía y, por otra parte, dos miembros del grupo eran los responsables de falsificar los datas para poder comercializar la mercancía.

Para dificultar las investigaciones, los cabecillas de esta organización reflejaban en los datas distintas localidades de donde supuestamente procedían los productos cítricos. En los siete datas falsificados aparecía el número de teléfono de un miembro del grupo para intentar dar veracidad al documento y atender a las posibles llamadas de los investigadores.

La Guardia Civil, en la fase de explosión, ha detenido a un total de cinco personas, varones, y ha imputado a otras cuatro personas mujeres, todos de edades comprendidas entre los 19 y 40 años y de nacionalidades española y armenia. Todos ellos miembros de una misma familia, por su implicación en los delitos de pertenencia a organización criminal, falsedad documental y hurto. En este operativo la Guardia Civil ha esclarecido ocho delitos de hurto y siete delitos de falsedad documental.

Con esta operación se ha desarticulado un grupo organizado muy activo dedicado a la sustracción de productos del campo que habían generado alarma social entre los agricultores de las distintas zonas afectadas. Las diligencias han pasado a disposición del decanato de Picassent.

Para leer más