18 de noviembre de 2019
23 de octubre de 2019

Desmantelan un grupo que cultivó 1.369 plantas de marihuana en casas alquiladas de Crevillent y Altea

Desmantelan un grupo que cultivó 1.369 plantas de marihuana en casas alquiladas de Crevillent y Altea
Plantas intervenidas en el operativo de Crevillent.GUARDIA CIVIL

ALICANTE, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a tres hombres como presuntos responsables de varios cultivos de marihuana en viviendas alquiladas de Crevillent y Altea. Los agentes se han incautado de un total de 4,5 kilos de cogollos y 1.369 plantas, cuyo valor en el mercado era de 400.000 euros. Los tres han ingresado en prisión provisional y sin fianza.

Los detenidos son dos montenegrinos de 44 y 42 años y un británico de 48, a los que se atribuye un delito de tráfico de drogas, un delito de defraudación de fluido eléctrico, un delito de falsedad documental y un delito de pertenencia a grupo criminal.

La investigación comenzó el 15 de julio cuando en una vivienda de una urbanización de Altea se produjo un incendio fortuito al que tuvieron que acudir varias dotaciones de bomberos para sofocarlo. Cuando analizaron las posibles causas del incendio, se comprobó que había sido provocado por un cortocircuito en una gran instalación eléctrica ilegal, destinada a un cultivo indoor de cannabis sativa en los bajos de la vivienda, que también quedó totalmente calcinado.
En el resto de la vivienda, se hallaron 4,5 kilogramos de cogollos envasados de marihuana.

Los moradores de esta vivienda, al intuir que con el incendio se descubriría la plantación de marihuana, huyeron del lugar antes de que llegaran los servicios de emergencias. Incluso dejaron abandonado a un perro de raza peligrosa que tuvo que ser trasladado posteriormente a una protectora de animales de Benidorm.

Sin embargo, en el registro se hallaron indicios suficientes para que, meses después, los investigadores supieran que los moradores habían alquilado una vivienda en una partida aislada de Crevillent.

Esta vez, durante la entrada y registro, sí se pudo proceder a la detención de los dos varones de nacionalidad montenegrina, presuntos responsables de las plantaciones de Altea y Crevillent. Uno de ellos fue detenido al tratar de huir por el tejado.

En el sótano de esta vivienda, se hallaron 1.369 plantas de marihuana de unos 1,20 metros de altura cada una, próximas a cosechar y una gran instalación eléctrica clandestina, muy difícil de detectar al estar oculta bajo el suelo de la finca.

Entre los documentos analizados, se encontró un contrato de alquiler, fechado tan sólo una semana antes, de otra vivienda en una urbanización de la localidad de San Fulgencio, donde pretendían instalar un nuevo cultivo indoor.

En la casa de San Fulgencio, los agentes localizaron varios pasaportes falsos de Eslovaquia, utilizados supuestamente para los alquileres de viviendas. De hecho, las investigaciones apuntan a que días previos a su detención, uno de los miembros de la organización de origen montenegrino, utilizó uno de estos documentos falsos para personarse en una oficina de extranjería y obtener un número de identificación de extranjero, que le permitiera facilitar las transacciones económicas de este grupo criminal en España.

El tercer integrante de este grupo delictivo, un varón inglés de 48 años, cuya misión era la de alquilar viviendas idóneas donde instalar los cultivos, fue localizado y detenido en la localidad de Altea, horas después de haberse realizado el registro en Crevillent.

RESULTADO FINAL DE LA OPERACIÓN

En esta operación se han registrado tres viviendas en Altea, Crevillent y San Fulgencio, donde se han incautado un total de 4,5 kilogramos de cogollos de marihuana envasados, 1.369 plantas de marihuana, diversa documentación (entre ella la falsificada), teléfonos móviles, un vehículo y toda una instalación eléctrica clandestina compuesta por: magnetotérmicos, lámparas, turbinas, enfriadores, filtros, condensadores, aires acondicionado y cableado.

El valor la marihuana aprehendida podría alcanzar un valor de 400.000 euros aproximadamente, mientras que el valor de las instalaciones eléctricas se estima en unos 60.000 euros.

Las unidades actuantes han sido el Área de Investigación de la Guardia Civil de Altea, como responsable de la investigación, y efectivos de la USECIC (Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia) para la entrada y registro en el chalet de Crevillent.
La investigación continúa abierta y no se descartan más detenciones en próximas fechas.

Contador

Lo más leído en C. Valenciana