21 de mayo de 2019
22 de mayo de 2014

Dos familias alicantinas dicen que no escolarizarán a sus hijos si se les "niega enseñanza en valenciano"

"Dispuestos a ir a todos los tribunales que hagan falta, autonómicos, estatales y europeos", advierte uno de los progenitores

Dos familias alicantinas dicen que no escolarizarán a sus hijos si se les "niega enseñanza en valenciano"
ESCOLA VALENCIANA

   ALICANTE, 22 May. (EUROPA PRESS) -

   Dos familias del Poble Nou de Benitaxell (Alicante) aseguran que no escolarizarán a sus hijos de 3 años si se les niega el derecho a la enseñanza en valenciano", según ha informado Escola Valenciana, que ha subrayado que se trata del "primer caso en la Comunitat de insumisión a la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y también al Estado".

    La entidad cívica asegura, a través de un comunicado, que hay "un nuevo caso de discriminación lingüística por parte del Gobierno de Alberto Fabra, en este caso en el CEIP Santa Maria Magdalena de Poble Nou de Benitatxell", en la comarca alicantina de la Marina Alta.

   Según Escola, "hasta ahora, el centro contaba con doble línea educativa, una en valenciano y la otra en castellano, pero con el arreglo escolar para el próximo curso, la Conselleria de Educación ha obligado a suprimir la unidad de valenciano en Infantil de 3 años y, como consecuencia, para el curso 2014-2015 la población se queda sin ninguna oferta posible de enseñanza plurilingüe en valenciano".

   Las mismas fuentes afirman que el proceso de admisión de matrícula ha quedado de la siguiente manera: tres familias solicitan enseñanza en valenciano a la escuela para 0 plazas; 15 familias han pedido enseñanza en castellano para 30 plazas.

   Para Escola, "este caso es perfectamente equiparable al ejemplo del CEIP Pare Català de Valencia pero al revés, ya que en este centro ofrece tres unidades en valenciano para 54 familias y una cuarta unidad en castellano para cuatro familias que han solicitado esta opción en el centro".

   "Hay que tener en cuenta --prosiguen-- que en Valencia ciudad hay una amplia oferta de enseñanza en castellano mientras que en la localidad alicantina ha desaparecido la oferta de enseñanza en valenciano y las familias no tienen otros centros donde puedan escoger este programa".

   Uno de los padres de las tres familias afectadas de Poble Nou de Benitatxell ha declarado, según transmite Escola en su nota de prensa, que la consellera de Educación, María José Català, "de tener en cuenta que todas las personas son iguales ante de la ley y que los niños y niñas que eligen valenciano no son ciudadanos de segunda".

   "Si hay dinero por mantener abiertas unidades en castellano en otros lugares, también ha de haber para una unidad en valenciano en Poble Nou. Alberto Fabra cerró RTVV y ahora está cerrando unidades en valenciano y escuelas públicas", reprocha este progenitor.

   Las familias afectadas han iniciado varias actuaciones mediante la Oficina de Derechos Lingüísticos de Escola Valenciana. Asimismo, dos de las familias de Poble Nou "han tomado la determinación de no escolarizar para el curso 2014-2015 sus hijos y hijas de 3 años, si María José Català comete la irresponsabilidad de vulnerar su derecho a escoger enseñanza en valenciano en la única escuela pública de la localidad".

DOBLE LÍNEA EDUCATIVA

   "La solución es bien sencilla, la Conselleria de Educación debe mantener la oferta de doble línea educativa en el CEIP Santa Maria Magdalena y este es el ejemplo de que, en el arreglo escolar, la consellera debe tener muy en cuenta el criterio lingüístico para evitar dilapidar, de forma generalizada, unidades educativas en valenciano, más allá de las excusas de la bajada de la natalidad", argumentan desde la Comisión de Educación de Escola Valenciana.

   Además, las familias afectadas no aceptan que sus hijos de 3 años sean escolarizados con el alumnado de Infantil de 4 años del centro para el curso 2014-2015, que todavía conserva la enseñanza en valenciano: "En el CEIP Pare Català de Valencia no lo han hecho en el caso inverso y en Poble Nou de Benitatxell, además, no hay posibilidad de elegir enseñanza en valenciano en otro centro educativo, por lo cual está más justificado todavía".

   "¿No es esto un ataque a la enseñanza plurilingüe en valenciano de la consellera Català?, se ha preguntado el presidente de Escola, Vicent Moreno, que ha respondido seguidamente: "evidentemente sí que lo es y tiene un nombre: discriminación por razón de lengua".

DOS VÍAS DE ACTUACIÓN

   En esta línea, la organización detalla que los servicios jurídicos de Escola Valenciana han abierto dos vías de actuación basadas en "la vulneración de varios artículos y disposiciones del Estatuto de Autonomía, la Constitución e, incluso, la Lomce, donde la Disposición Adicional 38 determina que en las comunidades autónomas que posean, junto con el castellano, otra lengua oficial de acuerdo con sus Estatutos, las Administraciones Educativas habrán de garantizar el derecho del alumnado a recibir las enseñanzas en ambas lenguas oficiales".

   Asimismo, se compara el caso del CEIP Santa Maria Magdalena con el CEIP Pare Català y advierten de que "de la mano de la Oficina de Derechos Lingüísticos de Escola se tomarán todas las medidas jurídicas necesarias para que los alumnos tengan la educación que se merecen". "Estamos dispuestos a ir a todos los tribunales que hagan falta, autonómicos, estatales y europeos", ha declarado uno de los progenitores.

   En concreto, esta misma semana está previsto que las familias presentan una instancia a la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte para abrir un procedimiento administrativo con el argumentario mencionado y, paralelamente, un documento a la sección quinta del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) que complementa el procedimiento contencioso-administrativo presentado hace unos meses por Escola Valenciana y por el cual la entidad solicita la suspensión cautelar del arreglo escolar para el curso próximo.

   Esta nueva "prueba" se suma al informe sobre los 21 puntos negras de la carencia de oferta de enseñanza en valenciano que ya presentó la entidad al TSJ valenciano la semana pasada, concluyen.