25 de enero de 2021
16 de diciembre de 2012

Elvira Murcia pasa su segunda noche encadenada al Palau de la Generalitat "ante el silencio" de la administración

Elvira Murcia pasa su segunda noche encadenada al Palau de la Generalitat "ante el silencio" de la administración
EUROPA PRESS

VALENCIA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

Elvira Murcia, una mujer afectada por osteogénesis imperfecta, una enfermedad conocida comúnmente como 'huesos de cristal', ha pasado su segunda noche encadenada ante la sede del Palau de la Generalitat en Valencia para protestar por los retrasos en los pagos a los dependientes y asegura que seguirá allí hasta que no se reúna "con quien tiene que hablar".

Tal y como ha explicado Murcia a Europa Press, esta noche ha sido "dura" porque ha hecho "mucho más aire y frío". "Lo he pasado muy mal porque ya son 48 horas", ha reconocido.

Sin embargo, Elvira asegura que, "aunque el cansancio ya se va notando, sigue con ganas". Así, ha vuelto a insistir en que no se irá de allí hasta que hable con la consellera de Bienestar Social, Asunción Sánchez Zaplana, o con el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra. En este sentido, ha explicado que ella no se niega a conversar con nadie "como están diciendo" pero sí ha advertido de que no hablará "con becarios".

De este modo, y "ante el silencio" de la administración, Murcia se prepara para pasar más días encadenada. "Al final me van a hacer pasar mi cumpleaños aquí atada", ha señalado con humor al explicar que su aniversario es precisamente mañana.

AGRADECIMIENTO A LOS CIUDADANOS

Murcia ha aprovechado para agradecer a la ciudadanía su "ayuda e implicación", ya que ya han conseguido más de 3.000 firmas desde que se encadenara el pasado viernes.

"Además, todos los vecinos y comerciantes se portan muy bien, nos dan comida y esta noche nos han traído una estufa", ha comentado la manifestante.