30 de mayo de 2020
6 de abril de 2020

Empresas valencianas se unen para llevar más de 6.000 viseras 3D gratis a sanitarios y bomberos

Movidos por la urgencia de los profesionales por protegerse, sirven a quienes les contactan aunque avisan de que no están homologadas

Empresas valencianas se unen para llevar más de 6.000 viseras 3D gratis a sanitarios y bomberos
Personal sanitario con viseras 3D - FOTOGRAFÍA REMITIDA POR SIRIUS PROTOTYPES

VALÈNCIA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

La cadena de solidaridad de las empresas valencianas para intentar ayudar a aquellos profesionales que están en primera línea de la batalla contra el coronavirus es una constante que no para. Varias empresas valencianas dedicadas a la impresión 3D se han unido para aportar su "granito de arena" y distribuir viseras 3D gratuitas entre aquellos profesionales sanitarios o bomberos a quienes les urge contar con algún material de protección, aunque en este caso no esté homologado.

Son empresas como Sirius Prototype, Mecadis Pro, 3D SAT o Herramienta Electrónica y autónomos como Agustín 3DiEsPi o Antonio Carbonell que ya han imprimido ya más de 3.000 viseras 3D que han llevado a profesiones sanitarios de los hospitales Gregorio Marañón y 12 de Octubre de Madrid, en el Severo Ochoa de Leganés, del Centro de Salud Cuenca IV y Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, en los hospitales valencianos de La Fe, Malvarrosa, Doctor Peset y General, en el Hospital de Manises, y entre otros sectores como los bomberos.

Ahora están centrados en la producción de otros encargos para 3.000 viseras más, a razón de unas 300 al día. Sirven a particulares que se lo piden. Empezaron fabricando para familiares y conocidos -- principalmente del sector sanitario-- que lo pedían, y ahora se ha corrido la voz y la demanda les desborda, ha explicado a Europa Press el director de Sirius Prototypes, Francisco Santos.

De hecho, otras compañías como Global Omnium les han donado material para que puedan seguir haciendo más viseras y animan a todas aquellas que deseen colaborar a aportar material. Después son los profesionales los que recogen los pedidos, siempre a título particular, no por parte de la institución en la que trabajan.

Santos ha relatado el origen de la iniciativa. Todo surgió cuando una amiga suya, médica, le llamó "desesperada" por la falta de Equipos de Protección Individual (EPI) en plena emergencia sanitaria a raíz de la crisis del coronavirus. Desde entonces, si les piden ayuda "todo lo que podamos hacer, lo hacemos".

"Nos ponemos en la piel de los sanitarios, lo que están viviendo ellos es una barbaridad", ha lamentado. Así, a pesar de que estas viseras no cuenten con la homologación oficial, esperan poder aportar algo a estos profesionales con lo que ellos saben hacer. "No queremos que nadie se quede colgado", ha remarcado.

A lo largo de estas semanas, Santos ha podido comprobar que existe "gente muy buena" y aunque confiesa que a veces se "indigna" al ver que los EPIs oficiales que demandan los centros no llegan y que les "lloran" por las viseras, motiva ver la solidaridad de la gente. "No dejaremos a nadie colgado", ha concluido.

Para leer más