20 de junio de 2019
  • Miércoles, 19 de Junio
  • 25 de diciembre de 2014

    Fabra: "No conozco ninguna alternativa a la línea roja"

    Fabra: "No conozco ninguna alternativa a la línea roja"
    EUROPA PRESS

    VALENCIA, 25 Dic. (EUROPA PRESS) -

       El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha recordado que cuando entró en el Gobierno había hasta once imputados por corrupción en el grupo parlamentario del PP en las Corts y que ahora hay dos. "Había mucho trabajo por hacer y nadie daba ninguna alternativa". En este sentido, ha defendido la aplicación de su "famosa línea roja" para que no haya imputados en las instituciones, al tiempo que ha destacado que no conoce "ninguna alternativa" a esta medida y ha valorado que "quizá el tiempo" le está "dando la razón".

       Fabra, en una entrevista a Europa Press, ha lamentado que algunas de las decisiones adoptadas hayan sido "criticadas" desde dentro de su propio partido, sin embargo ha argumentado que "eran necesarias para quitarle esa intensidad que había hacia la Comunitat y el Consell" cuando fue designado presidente de la Generalitat.

       El dirigente 'popular', además, ha afirmado que quien le tiene que dar el apoyo en estas cuestiones es el ciudadano o el militante de a pié de su partido. Ellos "nos pedían que fuéramos contundentes" y por ellos "me siento respaldado", ha declarado.

       "No ha sido fácil porque había que adoptar un criterio y poner de manifiesto que dentro del PP no cabían algunas actuaciones y comportamientos que nos avergonzaran al resto", ha continuado señalando Fabra.

       En este sentido, ha explicado que en su mandato ha tratado de que los afiliados "que dan la cara teniendo que justificar en su entorno las decisiones de su partido, que no se tuvieran que avergonzar nunca de las decisiones que pudieran hacerles agachar la mirada".

       Con este apoyo que siente del militante raso, el presidente Fabra ha insistido en que cuando llegó la situación "era muy complicada" y, ante las críticas que recibió por aplicar su criterio contra la corrupción, considera que habría que preguntar ahora a quienes le cuestionaron por este motivo porque "posiblemente están más cerca" de este tipo de medidas "de lo que podían pensar ellos en su día", ha dicho.

        De esta manera, Fabra ha insistido en que hay que "dar argumentos a los nuestros" y se optó por un criterio "porque en su día hablábamos de once imputados en las Corts". "Había que tomar medidas y yo las tomé y no estoy en absoluto arrepentido", ha sentenciado el jefe del Consell, quien ha apuntado que "personas que en su día no podían entender el por qué del criterio hoy me están dando la razón".

    "DE BRAZOS CRUZADOS"

       Por otro lado, el presidente del PPCV ha valorado que, a pesar de la situación, se "garantizó la gobernabilidad". "A lo mejor, otro hubiera pensado otra cosa hace tres años y medio, pero lo que habría que reflexionar es si hubiera tomado otra decisión entonces, cómo estaríamos hoy, mejor o peor". "Qué me hubieran dicho si me hubiera quedado con los brazos cruzados", ha apostillado.

       "Pues hoy estamos mejor, hemos ido tomando las decisiones adecuadas y hemos reducido el número de imputados" y ahora el objetivo es "acabar la legislatura sin ningún imputado" en el grupo parlamentario. Para lograrlo, "no es una cuestión de negociar, sino de dejar las cosas muy claras".

       Alberto Fabra, además, ha señalado que en otros partidos tienen imputados "y no hacen nada", por lo que ha puesto en valor que lo que han hecho en el PP de las Corts "no lo ha hecho nadie". "No está siendo fácil, pero estoy convencido de que al final lo conseguiremos", ha declarado.

       Finalmente, el presidente Fabra ha señalado que se queda con lo que dice "el afiliado de a pié", quienes le reclaman "contundencia". "Me quedo con el pensar de la gente de la calle que pueden estar más conmigo que no otros que, por alguna situación de amistad o porque tengan criterios distintos, no lo puedan compartir", ha apuntado.

    Para leer más