20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 19 de septiembre de 2019

    El Forn de Barraca pierde su "mural emblemático" antes de la demolición definitiva

    Vecinos vuelven a acampar junto a la alquería como protesta ante la ampliación de la V-21

    El Forn de Barraca pierde su "mural emblemático" antes de la demolición definitiva
    El mural de Forn de Barraca agujereadoPER L'HORTA

    VALÈNCIA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El "mural emblemático" de la alquería de Forn de Barraca de Alboraia (Valencia), cerca de la V-21, ha sido agujereado este jueves por la empresa que derribos encargada de la demolición definitiva de la casa. De nuevo, vecinos han acampado durante la noche como protesta "simbólica", ya que creen que no podrán paralizar el proyecto de ampliación de la carretera que afecta a la zona de huerta y que, a su juicio, es "innecesario".

    Así lo ha detallado a Europa Press Datxu Peris, una de las personas que han acampado para protestar por el derribo de la alquería. El miércoles por la noche han sido alrededor de diez personas las que han acampado, mientras que en la mañana del jueves han alcanzado el centenar, entre vecinos, agricultores y ecologistas, ha explicado.

    Peris ha señalado que todavía no han derribado la alquería, sino que la empresa encargada ha acudido a sacar material, para lo que ha realizado un agujero en la pared que tiene un "mural simbólico", con lemas como 'Horta és vida' --Huerta es vida--.

    Respecto a paralizar el derribo, Peris ha lamentado que tienen "bastante claro" que no podrán evitarlo, pero ha indicado que continuarán protestando porque consideran que es un acto "simbólico".

    "Es una casa emblemática, con un mural emblemático, es un símbolo de todo lo que va a arrasar la ampliación de la V-21", ha subrayado, y ha añadido que "la idea es seguir" en la alquería.

    Peris ha explicado que un camión de la empresa de derribo, con un operario, ha permanecido toda la noche en la alquería y, poco antes de las siete de la mañana, se ha personado la Guardia Civil, que ha apartado a los manifestantes para que pudiera entrar el camión. Cuando han terminado los trabajos, los vecinos han regresado a la alquería.

    Los promotores de la protesta recalcan que la ampliación de la V-21, "promovida por el Ministerio de Fomento con el visto bueno de la Generalitat Valenciana, es innecesaria y supone un gasto público multimillonario y una pérdida de terreno de huerta productiva que echaremos a faltar".