19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 23 de junio de 2009

    El Gabinete Municipal de Drogodependencias atiende un 3,95% más de solicitudes de tratamiento en 2008

    CASTELLÓN, 23 Jun. (EUROPA PRESS)

    La concejala de Bienestar Social del Ayuntamiento de Castellón, Carmen Amorós, presentó hoy los resultados del estudio socioepidemiológico del 2008 realizado por el Ayuntamiento de Castellón a través del Gabinete Municipal de Drogodependencias, en el que destaca un aumento del 3,95 por ciento de solicitudes de tratamiento por abuso de drogas y otros trastornos adictivos, según informaron en un comunicado fuentes municipales.

    Amorós, quien estuvo acompañada por Juan José Llopis, médico de la UCA de San Agustín; y la educadora Ester Nebot destacó la importancia de la coordinación de los servicios de la administración local y las ONG, así como de los servicios de la Conselleria de Sanidad como son las UCAS y la Unidad de Desintoxicación Hospitalaria y de la Dirección General de Drogodependencias. "Esta coordinación es fundamental para que los recursos puedan estar bien aprovechados y puedan desarrollarse en pro de la ciudadanía con el fin de poder sacarles el mayor rendimiento", comentó Amorós.

    La elaboración del estudio que se realiza de forma anual recoge los datos de los diferentes recursos y organizaciones no gubernamentales que componen la red de asistencia y tratamiento para la integración de los drogodependientes en Castellón y que la componen la UCA (Unidad de Conductas Adictivas), Patim, Cruz Roja (actualmente perteneciente al Consorcio del Hospital Provincial) y Fundación Amigó. También se incluyen los casos atendidos por UDH (Unidad de Desintoxicación Hospitalaria), Araca y la Fundación Salut i Comunitat.

    La concejal resaltó que "el número de solicitudes de tratamiento se ha incrementado en 26 casos, un 3,95 por ciento, con respecto al año anterior y la sustancia por la que se realizó un mayor número de tratamientos fue la cocaína (28,95 por ciento), seguida del alcohol (23,25 por ciento) y la heroína (4,97 por ciento), aunque disminuyó la solicitud de tratamiento con respecto al 2007.

    "En el estudio, se destaca que el perfil general refleja un varón, español, soltero, con estudio de primer ciclo de ESO o estudios primarios, en paro con trabajo anterior o trabajando con contrato, con fuentes de ingresos derivados de su trabajo, consumidor de cocaína y/o alcohol, que accede por primera vez al recurso en el que demanda desintoxicación ambulatoria y/o centro de día y que acude derivado desde otro recurso especializado en drogodependencias o bien desde atención primaria", reseñó Amorós.

    CAMBIOS EN LAS DEMANDAS

    La edil recordó que los datos que se han extraído son de tratamiento y no de consumo de sustancias adictivas en la ciudad, "aún así debemos leer los cambios que se producen en las demandas de tratamiento y estar preparados desde todos los recursos para ofrecer una atención planificada y especializada sobre el tema para poder atender correctamente a los usuarios y usuarias".

    "Además, quiero recordar el gran trabajo que se está realizando desde el Ayuntamiento de Castellón y que en el 2008 han sido un total de 684 casos los que han pedido tratamiento, con un aumento del 3,95 por ciento", destacó la concejala.

    Por sexos, aumentó ligeramente, un 1,70 por ciento, el número de tratamientos solicitados por los hombres y, por edad, los mayores de 36 años siguen siendo los más atendidos en estos servicios, aunque ha subido, en un 1 por ciento, el número de casos de niños entre 10 y 15 años, pasando de un caso en el 2007, a ocho casos en el 2008, y también es "significativo" el aumento de tratamientos en mayores de 50 años, en un 3,26 por ciento, pasando de 69 a 94 el pasado año.

    Además, la edil destacó el "buen trabajo de coordinación y en beneficio de la ciudadanía" que se está realizando desde este servicio, y resaltó que, con el fin de prevenir el consumo entre jóvenes, desde el Gabinete Municipal se lleva a cabo proyectos en los colegios de la ciudad dirigidos a los escolares. Amorós afirmó también que en la actualidad el perfil de la persona que acude a estos servicios ha cambiado "y se prevé que aún cambie más por la crisis que padecemos".

    Por su parte, Llopis subrayó la labor municipal y afirmó que la mayoría de demandas hacen referencia a la desintoxicación ambulatoria (un 230 por ciento) y que se ha producido una variación en el tipo de beber, "ya que antes se bebía alcohol en fin de semana y ahora ya hay una demanda de los grandes bebedores desde primera hora de la mañana y todos los días".