La Generalitat destinará 40 millones a la compra de viviendas en 2019 para ponerlas en alquiler social

En la convocatoria de este año ciudadanos y bancos tienen hasta el 22 de noviembre para poner sus viviendas a disposición de la Generalitat

La Generalitat destinará 40 millones a la compra de viviendas en 2019 para ponerlas en alquiler social
8 de noviembre de 2018 GVA

VALÈNCIA, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Generalitat Valenciana invertirá este año 11,2 millones de euros a la compra de viviendas una cifra que se incrementará hasta los 40 millones en 2019 con el objetivo de ampliar el parque público de viviendas para el alquiler social.

La medida pretende facilitar el acceso de la ciudadanía "a hogares asequibles y dignos" que garanticen su capacidad de decisión y les permitan desarrollar sus proyectos de vida.

Así lo ha anunciado este jueves el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, tras mantener una reunión con la consellera de Vivienda, María José Salvador, y diferentes asociaciones para abordar el plan de adquisición de viviendas de la Generalitat y su incorporación al parque público, una iniciativa que el president ha calificado de "innovadora y novedosa".

Para la convocatoria de este año, tanto la ciudadanía como las entidades bancarias tienen hasta el 22 de noviembre para poner su vivienda a disposición de la Generalitat que se someterán a un procedimiento de concurso público por el que se tendrán que valorar las viviendas que se oferten, siguiendo los precios de referencia de los módulos de VPO para vivienda usada y que según las zonas, se valorará en un máximo de 2.300 €/m2 de vivienda en València ciudad y un mínimo de 1.200 €/m2.

Así por ejemplo, una vivienda de 70 m2 puede oscilar entre 160.000 o 80.000 euros, ha explicado la consellera. En todo caso eso es una referencia para hacer las ofertas y la Generalitat hará después una tasación para comprobar su precio real y presentar una contraoferta. También se valorará la demanda en el municipio, el tipo y características del estado de conservación.

La viviendas que pueden inscribirse deben cumplir una serie de requisitos: tener 50 años de antigüedad como máximo, ascensor si están en altura, al menos un dormitorio, salón-comedor y una cocina y estar libres de pagos y en condiciones de habitabilidad, así como también una tipología plurifamiliar que no esté fuera de ordenación.

En esta primera edición del plan de adquisición de vivienda pública, la Generalitat espera comprar cerca de cien viviendas con el objetivo de garantizar después "un alquiler asequible y una vivienda digna" --a un precio entre 150 y 300 euros al mes--, no solo a personas situación de vulnerabilidad, sino también a "todos aquellos colectivos de jóvenes o personas que no pueden acceder a un hogar en el mercado de renta libre", ha subrayado la consellera Mª Salvador.

Con los 11,2 millones de euros de este primera edición la Generalitat prevé comprar alrededor cien viviendas en 176 municipios en los que previamente se ha estudiado que existe "escasa o nula oferta" de alquiler asequible, ha apuntado la consellera.

"Este Gobierno trabaja para que la vivienda sea un derecho fundamental, un derecho humano que sea uno de los pilares del estado del bienestar junto a sanidad, educación, pensiones y dependencia", ha proseguido Salvador. Por este motivo, en 2019 se invertirá "como nunca" en soluciones habitacionales porque se pasa "a un aumento del 82% en la inversión y se ha alcanzado una cifra de 165 millones de euros que no tiene precedentes", ha resaltado.

Por su parte, el jefe del Consell ha recordado a todos aquellos que pongan a disposición de la Generalitat su vivienda que de este modo posibilitarán "un derecho fundamental" a un habitante de la Comunitat Valenciana, ya que, "es imprescindible generar posiciones en las que la ciudadanía pueda ejercer la libertad".

El president ha resaltado además que esta iniciativa está alineada "con las políticas de vivienda del Gobierno de España", un escenario que según Puig debe aprovecharse "al máximo" para alcanzar "un primer gran objetivo" como es el alquiler, puesto que el parque público de la Comunitat ha tenido históricamente "un déficit enorme" de viviendas en este régimen.

"DESTERRAR Y ARRINCONAR" EL INTRUSISMO

Puig ha señalado la necesidad de favorecer los hogares de alquiler "para reequilibrar este mercado" y ha expresado que esta no es "la única línea" que se impulsará desde el Consell porque tras "poner en valor el parque de viviendas, que estaba destrozado" se buscará acometer otras medidas como la finalización de obras que quedaron paralizadas en el pasado.

Asimismo se ha comprometido a "desterrar el intrusismo" y "aquellos que delinquen" en este ámbito y ha apelado a la responsabilidad compartida para "arrinconar a las personas que están destruyendo los cimientos de la convivencia".

En este sentido, ha explicado que se colaborará con ayuntamientos para desplegar la actividad inspectora y "aunar sinergias" de la policía local y autonómica para desplegar la ley contra los apartamentos turísticos.

Contador

Últimas noticias