23 de noviembre de 2020
20 de octubre de 2020

La Generalitat estudia pedir un toque de queda en la Comunitat Valenciana tras los últimos datos de la pandemia

La Generalitat estudia pedir un toque de queda en la Comunitat Valenciana tras los últimos datos de la pandemia
PCR - RICARDO RUBIO - EUROPA PRESS

VALÈNCIA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Generalitat valenciana está estudiando la posibilidad de pedir que se decrete un toque de queda en la Comunitat Valenciana ante los últimos datos sobre la evolución de la pandemia del coronavirus, que han arrojado 1.318 nuevos casos, la cifra más alta registrada en un solo día desde el inicio de la crisis sanitaria.

   Según ha podido saber Europa Press, esta posibilidad ha surgido durante un encuentro que han mantenido, en la tarde de este martes, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y la consellera de Sanidad Universal, Ana Barceló, para analizar los datos de la última actualización de la situación de la pandemia, en el Palau de la Generalitat.

   Durante esta reunión, celebrada en el Palau de la Generalitat, se ha puesto sobre la mesa, "como una posibilidad más", la aplicación de un toque de queda, aunque no se ha concretado a qué horas ni de qué forma se implementaría.

   La consellera Ana Barceló, en la actualización de datos del coronavirus, ha advertido sobre la necesidad de que "se extremen las medidas de prevención para frenar el aumento de nuevos casos diarios y cortar así las cadenas de transmisión del virus", ha recalcado. Además, ha alertado que "con la llegada del frío es probable que la situación empeore", por lo que ha insistido en que "ahora, más que nunca, no podemos relajarnos y todas y todos debemos colaborar en esta lucha contra la pandemia".

   Este mismo martes, el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha avanzado que está estudiando si pedir al Gobierno central que decrete el toque de queda, que permitiría que no existiese ningún movimiento en la región en determinadas horas del día.

   Al respecto, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha confirmado que estudiará con todas las comunidades autónomas la fórmula del toque de queda para evitar la propagación del coronavirus, aunque ha avisado de que esta medida requeriría la declaración de estado de alarma en los territorios afectados.

   En la misma línea, en declaraciones a Europa Press Televisión, el catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad San Pablo CEU, Leopoldo Abad, ha defendido que para establecer un toque de queda sería necesario decretar "un nuevo estado de alarma", debido a que se trata de una medida que "prohíbe la circulación y por lo tanto la prohibición de un derecho fundamental".

   Responsables de varios gobiernos autonómicos se han pronunciado sobre la posibilidad de aplicar el toque de queda. La consejera de Sanidad de Castilla y Leon, Verónica Casado, ha que medidas "intermedias" como el toque de queda pueden tener un "impacto positivo" en la lucha contra la pandemia.

   El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que empieza a ser "un momento razonable" para que el Gobierno de España y las comunidades autónomas pacten una medida homogénea en todo el país, a la que no ha querido ponerle nombre, ante el crecimiento "disperso", pero "preocupante", del coronavirus.

   La consellera de Presidencia y portavoz del Govern de Cataluña, Meritxell Budó, ha asegurado este martes que la Generalitat no descarta tener que aplicar un toque de queda ante el aumento de contagios de coronavirus, pero ha dicho que el Gobierno no le ha comunicado que se lo plantee.

   El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, ha dicho este martes en Lorca que la decisión de aplicar el toque de queda "debe de tomarse a nivel nacional con acuerdo, consenso y la participación de todas las comunidades autónomas".